icono-sumario El coso pontevedrés volvió a erigirse en el gran bastión de la Tauromaquia en Galicia

La terna, junto con diversos miembros de las peñas I DIARIO DE PONTEVEDRAlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Pontevedra es el bastión. La trinchera que resiste hoy y siempre al furibundo auge antitaurino en Galicia. Cayeron otros cosos cercanos como la asturiana Oviedo y La Coruña. Aquella Feria de María Pita nos parece ya un lejano sueño. Sólo permanece en el paraíso de la memoria. Otra cosa es Pontevedra. El indestructible reducto de su Peregrina. Toreros y peñas fundidos en simbiosis perfecta. En unión invencible.

Porque en la ciudad gallega, bajo el cuidadoso esmero de la Familia Lozano, la Tauromaquia sigue latente. Una imagen vale más que mil palabras, ya lo dicen, y como lo demuestra esta que acompaña a la información, Pontevedra goza de una salud envidiable. Las peñas dieron color en el tendido y, en una tarde de calor abrasador, los Juli, Manzanares y Roca Rey pusieron calidez sobre el ruedo. Y esto fue sólo el principio. Sábado y domingo aguardan. Dos nuevos capítulos por vivir. Es tiempo de Peregrina.