Simón, Garrido y De Miranda, en hombros en Toro I ROBERTO MARBÁNlinea-punteada-firma1

ROBERTO MARBÁN > Torolinea-pie-fotos-noticias

Regresaba David de Miranda a Toro, donde hacía justamente un año sufría una gravísima cogida que le mantuvo en el dique seco y apartado de los ruedos casi una temporada. Espantó aquellos viejos fantasmas el onubense, que salió triunfador enarbolando la bandera de la victoria junto a López Simón y José Garrido, que entró en el cartel sustituyendo a Cayetano. Con las prestaciones de una corrida de Juan Albarrán de bonitas hechuras pero baja de raza, destacó el encaje, el temple y la compostura del extremeño, que paseó dos trofeos; y se movió con una gran firmeza e inteligencia el madrileño, que cortó dos orejas del cuarto. El onubense, al que sus compañeros brindaron dos de sus toros con emotividad, pechó con el lote de menores opciones, pero aún así destacó su entrega y gran actitud hasta cortar tres orejas.

El tercero, con el que De Miranda regresó a Toro, salió algo abanto, aunque David de Miranda ya se echó el capote a la espalda y lo toreó muy ceñido en el quite. Agradeció el torero el apoyo del público toresano brindando desde los medios. Toro noble pero de corto recorrido y falto de fuerza, pero el onubense lo puso todo de su parte. Faena paciente con un gran arrimón final, ligándole los pases a su aire, que terminó con bernadinas. Gran estocada. Dos orejas.

El sexto, más grande y basto, fue el de peor condición. Empujó fuerte en el caballo y se desmonteró luego Fernando Pereira en banderillas. Siempre soltando derrotes el astado, David De Miranda se mostró muy firme con él. Incluso por el pitón izquierdo desarrolló sentido y a punto estuvo de coger al diestro. El toro fue muy deslucido y la faena sólo ha podido tener entrega y buena actitud. Por ello fue premiado con una oreja.

López Simón salió dispuesto arrear ante un toro noble y justo de raza que empezó la faena de muleta manseando y buscando las tablas. Muy centrado y asentado, consiguió sacarle buenos muletazos a pesar de la evidente mansedumbre del astado. Acortó terrenos en el tramo final, y acabó cerrando por manoletinas. Entró a matar recibiendo dejando una estocada algo caída. Dos orejas.

Saludó con gusto en el capote López Simón a un toro con clase y movilidad de Juan Albarrán. Emotivo brindis a David de Miranda, que previamente había saludado una sentida ovación del público que le vio caer gravemente herido justo ahora hace un año. Buena primera tanda con la muleta por la derecha de Lopez Simón ante un toro al que le faltó fuerza en este último tercio. La faena decayó por el pitón izquierdo, pero el torero puso toda la carne en el asador para contrarrestar esa falta de empuje. Mal con los aceros. Dos pinchazos y estocada. Ovación con saludos desde el tercio.

Precioso recibimiento a la verónica de José Garrido al segundo, con calado en los tendidos que arrancó los primeros olés. Brindis al público. Siguió en comunión el diestro con el público con los primeros muletazos con la derecha, encajado y despacio. Por el pitón izquierdo al toro le costó repetir, y Garrido le sacó los naturales de uno en uno. Volvió sobre la derecha para que la faena ganara altura. Muy quieto el torero, que lo pasaportó de estocada casi entera, aunque el toro tardó en doblar. Descabello. Oreja.

Inicio de ayudados por alto de Garrido en el quinto. El torero lo intentó con la derecha ante un toro un tanto tardo en su embestida. Fue más complicado sobre todo por el izquierdo porque tras el embroque pegaba un salto y no se iba tras los vuelos. Y terminó muy parado. El trato de Garrido fue muy bueno y a favor siempre del toro y además extrajo pases muy buenos. Además se pegó un arrimon final entre los pitones. Luquecinas finales. Pinchazo y estocada tras aviso. Oreja. Perdió una antes y quizá otra en este toro. La terna al completo aseguró la Puerta Grande.

Hierro de la ganadería de Juan Albarrán Plaza de toros de Toro (Zamora). Feria de San Agustín. Casi tres cuartos de entrada. Toros de Juan Albarrán, de bonitas hechuras y de buena condición pero faltos de raza, excepto el flojo primero y el sexto, que fue el peor del encierro. logo-mundotoro-fichas-crónicas
López Simón, ovación y dos orejas;
José Garrido, oreja y oreja tras aviso.
David de Miranda, dos orejas y oreja.
Incidencias: Antonio Chacón y José María Amores se desmonteraron en banderillas del quinto. En especial destacó el último par de Chacón. También saludó montera en mano Fernando Pereira en el sexto.