Artículo de CRV I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

C.R.V. > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Comenzaremos a enseñar en el jardín de infancia, al lado del cuento de Caperucita, si es que éste no es prohibido por machista, una realidad nueva. Que España no lo es en el sentido de una. A uno le enseñaron en la escuela y en la Universidad que en un país que se rige por la ley y el derecho, la ley es igual para todos. Da igual que nos nazcan en Lepe, en Dos Hermanas o en Palma de Mallorca. Pero, ya que no es así, ya que la ley no es la misma en todos los lugares de la llamada España, bueno sería comenzar a decir que España es, depende.

Es inaudito, de difícil compresión y hasta produce paranoia respecto a la pertenencia o no a este país, constatar que lo que es legal en Triana, es ilegal en Palma de Mallorca, por ejemplo. Que se lo expliquen a un ciudadano. Mejor comencemos a decir que España está en quiebra como Estado y como país. Con la redacción de una Ley de Protección Animal, el Parlamento de Baleares, no prohibe la Tauromaquia, pero la prohibe. Juega a un falso juego que burla la ley, se mofa de ella, y, con el precedente de una sentencia del Constitucional en Cataluña, que negó la potestad y competencia al Parlament para prohibir los toros, los hijos adoptivos del secesionismo golpista catalán, aprendida la lección, redactan una ley para burlarse ella y, de forma lamentable, el Tribunal Constitucional, traga. Le colaron en la red un balón que iba fuera. Di Stéfano dijo que un arquero no le exigía que parase lo que iba entre los palos, pero que no le metiera las iban fuera.

Metidos en tecnicismos que desconocería la neurona de un ciudadano medio o de un español de cultura asentada (la argumentación que da el TC para levantar la suspensión cautelar de esa ley es un abracadabra de tecnicismos virtuales que no entendería un alumno de matrícula en en quinto de Derecho) el alto tribunal donde dijo digo, ahora dice Diego. Peor aún. Si las leyes son base de igualdad según nuestra Constitución, que expliquen a un ciudadano porqué una corrida de toros en la Feria de Abril es legal y una idéntica en Palma de Mallorca , es ilegal.

España que es. Palma o Sevilla. Porque no existen en ambas ciudades las mismas libertades de concurrencia a un mismo espectáculo. Pero aún hay más, dice el TC en su argumentación para no suspender cautelarmente la Ley del Parlamento Balear, que “no existe similitud intensa o coincidencia literal” que exige la jurisprudencia del TC “para poder fundamentar, excepcionalmente, el mantenimiento de la suspensión en virtud del criterio de la apariencia del buen derecho”.

En el auto, en TC resalta que “para que proceda el mantenimiento de la suspensión no basta invocar la existencia de los perjuicios que la eficacia de la norma podría ocasionar”, sino que además es necesario “demostrar o, al menos, razonar consistentemente su procedencia y la imposible o difícil reparación de los mismos, ya que debe partirse en principio de la existencia de una presunción de constitucionalidad a favor de las normas o actos objeto de conflicto”. En este caso, el TC considera que no se han cumplido estas argumentaciones suficientes como para justificar que la Ley de Toros a la Balear se mantenga en suspenso.

¿Presunción de constitucionalidad?. Claro, como la de inocencia. Pero, ¿el TC no comprende que el texto balear impone unas condiciones y normas a la corrida de toros que la hace inviable? Inviable en Lepe y en La Maestranza. Y, haciendo inviable un acto, ¿acaso no es impedirlo? E, impidiendo el acto, ¿no se esta prohibiendo de facto?. Y ¿prohibir es competencia del Parlamento Balear?. No lo es.

¿Reparación de daños?. ¿No observa el TC que, aun con el derecho restituido a los toros en Cataluña, es inviable celebrar una corrida de toros porque éstas necesitan de permisos municipales que ayuntamientos como los de la hada madrina Colau ya ha manifestado que no va a conceder? .¿Y las leyes del 2013, 2015 y su sentencia del 2016? ¿Cortar el relevo generacional de la afición balear con la suspensión de los toros, no es un derecho irreparable? ¿No ha sucedido eso en Cataluña? ¿Es que eso no es un precedente demostrable?

¿Acaso el TC obvia que estamos ante una estratagema que forma parte de un todo que es la quiebra de la propia nación?. ¿Acaso no lo fue en Barcelona y en Cataluña?. ¿Acaso no se da cuenta el TC que estamos ante un contenido secesionista simbolizado que forma parte de la misma estrategia que ahora le tiene en la trabajera de los Puigdemont y cia?

¿Buen derecho? ¿Acaso no sabe el TC que la Tauromaquia, en su integridad, está declarada Ley de Patrimonio Cultura de los españoles?. La corrida de toros forma parte de ese Patrimonio. Y lo que modifica y exige a una corrida la ley Balear de los hijos putativos de Puigdemont y Mas, es un simulacro de corrida de toros, es una adulteración de la misma, una pantomima , un permitir pintar sin pincel, pedir a Lorca que escriba con medio alfabeto, inventar la pareja de uno, un día sin noche, un poema sin versos.

Platón dijo: “la peor justicia, es la justicia simulada” . Siendo simulada la sentencia, superamos esta reflexión para llegar a la sentencia de Séneca “nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía”. Seis años largos tardó el TC en fallar sobre Cataluña y los toros. Puede que jamás habría toros en Cataluña, en gran parte por esta tardanza. Los años que los toros no se darán en Baleares serían quizá los mismos, para jamás darse toros ya en la islas. ¿De que sirve entonces un derecho restituido con la lentitud de una maquinaria de caracol si jamás podrá ejercerlo el ciudadano? ¿De que nos sirve la ley si, en el momento de ser concedida no existe ni el objeto ni el objetivo de esa ley? ¿De que le sirve al muerto los derechos de cuando era vivo?.

¿No es argumento para el TC que su propia tardanza va a restituir un derecho que ya será estéril? Siga jugando el TC al juego de la justicia tardía y dinamitará un Patrimonio de los españoles. Y los patrimonios hacen país, hacen nación, hacen patria. Comencemos pues a decir en las escuelas que España es un supuesto país entre interrogantes en donde lo que es legal acá, es ilegal allá. Una forma coherente, justa y democrática de ejemplarizar la unidad del Estado.

Terminamos hablando de otra unidad, la nuestra, simbolizada en un silencio sin respuesta alguna ante la decisión del TC. Ninguna asociación, ninguna entidad, ninguna (excepto la AIT) , han alzado su voz. Quizá porque lo den por perdido. Quizá porque no tienen capacidad argumental. Quizá por ese temor y ese miedo que nos contamina e inmoviliza y que hace pensar que alzar la voz es molestar al amo. Quizá porque en su día dejaron todo en manos, como siempre, del abogado de papá Estado, que, como vemos, se ha lucido.

De entre los quizás, otro más. Quizá porque en esta fiesta dócil llamada brava, exigimos toros bravos las gentes mansas. Este silencio, este no alzar la voz , nos retrata como borregos camino del matadero.

Para el fotomontaje se ha utilizado una fotografía de la Diputación de Málaga (latermicamalaga.com) y una fotografía de Plaza1 de uno de los toros de Victorino Martín lidiado este Domingo de Ramos en Las Ventas.