511

 

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

Corre un rumor de sonrisas de hiena entre los componentes animalistas del Ayuntamiento de Madrid. Van a por San Isidro. Como no tienen competencias para prohibirlo, aseguran que si la tienen para declarar no apta a la plaza en materia de seguridad. Evacuaciones, escaleras, medidas de localidades… Eso si es competencia directa del Ayuntamiento. El de Carmena. El de Podemos Animal. Lo sabemos porque se le ha escapado a alguno en sus redes sociales, aunque luego lo hayan borrado. Pero es cierto y no nos pilla de sorpresa. Ya lo hemos dicho: no pueden prohibir, pero, administrativamente, los ayuntamientos pueden impedir, obstruir.

Para primavera esta previsto que en Baleares, administrativamente, no se puedan celebrar corridas de toros. Y hay mas lugares. Valladolid, por ejemplo. Con los mismos argumentos que los de Madrid. Y así unas cuantas plazas que, a fuer de ser ancianas, no cumplirían con la normativa actual. Esto es un hecho. Lo escribimos porque el panorama tras las elecciones queda al toreo como queda para el país. Es un interrogante. Y al toreo no le sientan bien las incógnitas. Tan es así que la estrategia del sector planteada hace unos meses que consistía en reuniones con dirigentes de partidos políticos, se nos antojó entonces errada y ahora se nos certifica equivocada.

¿Diálogo?. Si, claro. Pero ¿para qué?. Porque si se trata de llegar a acuerdos o de plantear estabilidad para la Tauromaquia, ya nos dirán qué partido es, ahora mismo, estable desde el punto de vista de gobernabilidad,. Ninguno. Si se les ocurre formar gobierno por la izquierda, lo tenemos negro. Si lo hacen por el otro lado, menos negro si es que el PSOE entrara en un pacto de estabilidad (algo improbable), pero es que Ciudadanos, insistimos, pronunciándose a veces a favor de toreo, lleva en su programa, insistimos, avances en la legislación del bienestar animal. Y esos avances significan atacar la línea de flotación del toreo. Vean el final del toreo en Cataluña y ahora en Baleares.

Ya en 2016, seguimos pensando que la única vía a medio y largo plazo es la de la comunicación la sociedad. ¿Ganar adeptos? No. Ganar de la mayoría indiferente un sentimiento de no prohibición. Y para ello, hay que hacer exactamente lo mismo que han logrado la minoría social que son el grupo animalista: convencer de nuestro ‘animalismo’, de nuestro ‘ecologismo’, en dos mensajes. Uno positivo: el toreo es así. Otro, negativo y polémico: el llamado bienestar animal es un lobby de negocio, un maltrato al animal.

¿Cómo?. Todo mensaje social que haya calado en estos últimos años en España, se ha realizado con gente que nada tiene que ver con el ‘ancien régimen’. Nada de los Rajoy taurinos de turno, ni siquiera de los Sánchez taurinos de turno, sino de los que no huelan a lo de antes: un Rivera taurino, un Iglesias taurino. Los hay. Si. Hay entre la gente de la tauromaquia hombres y mujeres ideales para entrar y calar en esta sociedad de nuevos interlocutores, de nuevos líderes de opinión. Gente joven, mujeres, gentes cultas, capaces de discurso social. Gentes que se puedan introducir estratégicamente en los debates televisivos, los que lanzaron a Iglesias y a Rivera.

Gentes capaces de hablar de economía, de política, de sociedad, de arte, de cultura. No sólo de la taurina, sino de la del país… y, cuando haga falta, de la taurina. … Lo otro es pretender un regeneracionismo al estilo Rajoy y/o Sanchez. Idem de ídem. Y la sociedad ya ha dicho que quiere.