Diego Ventura, un rabo en Ronda I ARJONAlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Rondalinea-pie-fotos-noticias

Un pletórico Diego Ventura salió en hombros con Leonardo Hernández y Rui Fernandes de la última corrida de la Feria de Pedro Romero en la Real Maestranza de Caballería de Ronda. El de La Puebla del Río paseó los máximos trofeos sobrero, que regaló tras quedar inédito en el quinto. Su labor estuvo presidida por un temple exquisito y destacó con ‘Nazarí’, con el que bordó el toreo a caballo. Por su parte, Leonardo Hernández paseó tres orejas tras una tarde de pura entrega y arrebato. Rui Fernandes, que cortó una oreja de cada toro de su lote, dejó muestra de su concepto clásico y de mucha pureza.

Diego Ventura cuajó una gran faena con el sobrero. El jinete sevillano lo recibió con la garrocha a portagayola con ‘Lambrusco’, que lo fijó de forma espectacular. Con las banderillas, con ‘Nazarí’ destacó por los galopes de costados, llevando al toro cosido al estribo. Su actuación fue una oda al temple. Remató su actuación con unas elevadas con ‘Quillas’ y el par sin cabezada con ‘Dólar’. Dejó un rejón de muerte y paseó los máximos trofeos de un toro, premiado con la vuelta al ruedo.

Diego Ventura recibió al segundo a lomos de ‘Bombón’. Cuidó el de La Puebla del Río al toro y colocó sólo un rejón de castigo. En banderillas, realizó una gran labor con un toro parado, al que hubo que atacarle y llegarle mucho la cara. Destacaron las banderillas a lomos de ‘Guadalquivir’ y ‘Lío’. Falló en numerosas ocasiones con el rejón de muerte y fue ovacionado.

Diego Ventura quedó inédito con el quinto, un toro parado que nunca hizo caso a las monturas del de La Puebla. La gente pidió la devolución del astado, Ventura pasaportó al toro y solicitó el sobrero.

Leonardo Hernández paseó el doble trofeo del tercero, un toro, que transmitió mucho por sus complicaciones al público. El extremeño, que sólo colocó un rejón de castigo, estuvo entregado y por momentos arrebatado con un toro que embestía, en ocasiones, por arreones. Dejó un rejonazo en todo lo alto y se aseguró la Puerta Grande.

Leonardo Hernández cortó una oreja del sexto, tras una faena que fue de menos a más. El remate con los pares a dos manos y las cortas llegaron mucho a los tendidos rondeños, que premiaron al extremeño con un nuevo apéndice.

Rui Fernandes cortó una oreja del primero, un toro de Benítez Cubero al que el portugués puso dos rejones de castigo. El jinete realizó una faena de entidad, realizando con mucha pureza las suertes, quebrando en la cara del toro y colocando los arpones arriba. Dejó un rejón en buen sitio y el público pidió el doble trofeo, que finalmente no fue concedido.

Más encastado, que sus hermanos, resultó el cuarto, al que Rui Fernandes realizó una faena muy pura y de ortodoxas maneras. El portugués batió en la cara del toro y colocó las banderillas arriba, de tal manera que consiguió pasear por la Real Maestranza de Caballería de Ronda una oreja.

Hierro de José Benítez Cubero - España Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Tercera de la Feria de Pedro Romero. Tres cuartos de entrada. Toros de Benítez Cubero – Pallarés, el séptimo como sobrero, bien presentados y de variado juego. El mejor el séptimo, nº 32, premiado con la vuelta al ruedo.. El cuarto, encastado. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Rui Fernandes, oreja y oreja.
Diego Ventura,
ovación, silencio y dos orejas y rabo en el de regalo.
Leonardo Hernández,
dos orejas y oreja.