Video resumen de la mayúscula tarde de Ventura en la plaza de toros de Pontevedra I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Pontevedralinea-pie-fotos-noticias

Con El Fandi enamorando a las peñas de nuevo, Diego Ventura se hizo el amo con dos actuaciones de figurón, pues mezclar espectáculo con pureza está al alcance de pocos. Un lío de un rejoneador en estado de gracia constante. La corrida fue de caramelo en los de rejones y sin raza, aunque muy seria, para los de a pie. El Fandi perdió una oreja por matar mal al sexto y Ferrera se justificó con el peor lote.

Cumbre de Diego Ventura con un toro de Los Espartales al que recogió de salida a la grupa para no soltarlo. Puso banderillas en la cara en las que pegó hasta cinco piruetas en la cara sobre ‘Importante‘. Toreó a dos pistas pasando luego el caballo por dentro para citar luego con el caballo de manos hasta la cara del toro. Rejonazo y dos orejas. Cumbre.

El segundo de Ventura, también con el hierro de Los Espartales, fue un toro bueno, pero para llegarle mucho y darle mucho, porque amagó con irse a tablas. Siempre dando los frentes de los caballos, como con el bayo ‘Bronce‘, Ventura cuajó un tercio de banderillas exigente y puro, dejándose ver y clavando con ajuste. Todo un espectáculo. Destacó un par a dos manos y el rejonazo. Cumbre de nuevo. Dos orejas.

El tercero fue un toro burraco, serio y fuerte, al que El Fandi recibió con tres largas de rodillas y lances posteriores también de hinojos. Formó un lío en el quite por lopecinas. Luego, en banderillas, hubo un tercer par con el sombrero de adorno que puso en pie la plaza al grito de ‘Fandi, Fandi’. El inicio, de nuevo de rodillas, pero el toro comenzó a rajarse. Tiró de oficio entonces el granadino con desplantes de rodillas y de espaldas, sin tener toro consigue formar un lío grande. Estocada corta pegado a tablas recibiendo y dos descabellos. Toro muy rajado desde el principio de faena, pese a ello, y el acero, logra arrancarle una oreja.

Al último toro, como todos, serio y bien presentado, le faltó raza y empuje, que es lo que no ha tenido la corrida, pero El Fandi le ha dado la medicina del espectáculo: en banderillas, dejando el toro a su aire y, en la muleta, buscando las vueltas con oficio, aunque el toro no admitía apenas dos pases seguidos. Nunca lo apretó. Toreo sobre manos y piernas. Por el pitón izquierdo, el toro fue peor, porque nunca se va de los vuelos. La Conexión, con las peñas, permanente de El Fandi. Pinchazo y bajonazo feo, que le hizo perder una oreja.

El segundo, de Virgen María, fue un toro bien presentado. Con la cara para adelante y de buen son al principio, pero falto de fuerza, se fue complicando por agarrarse al piso y defenderse a veces. Ferrera tiró de oficio con buen trato por los dos pitores, pero el toro cada vez acortó más el viaje y deslució la faena. Esfuerzo por los dos pitones. Estocada algo trasera. Hubo leve petición. Ovación.

Luego, el quinto salió con buen aire pero poca fuerza. Desmontó al picador, pero sin derribarlo, antes de llegar a la muleta cosido con alfileres. Es un toro serio, pero nada más, porque el extremeño tuvo que cuidar las alturas, sin bajarle nunca la mano, y es difícil torearlo así. El toro quiere, pero no puede, aunque el trato de Ferrera fue muy bueno. Suave y consintiendo al animal. Con la izquierda, logró muletazos muy limpios y de buen trazo. Al final, acorta las distancias y se arrima después de pedir a la música que pare. Espadazo tremendo, que lo rueda sin puntilla. Oreja.

Hierro de Los Espartales - España Plaza de toros de Pontevedra. Segunda de la Feria de La Peregrina. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Los Espartales, para rejones (1º y 4º), y Virgen María, para la lidia a pie, bien presentados, muy serios, los de la lidia a pie. De caramelo, los de rejones; les faltó raza a los de la lidia ordinaria. Hierro de la ganadería de Virgen María
Diego Ventura, dos orejas y dos orejas.
Antonio Ferrera, ovación y oreja.
El Fandi, oreja y ovación.