icono-sumario ‘En esa entrevista de radio que yo no manipularé, donde dijo que le daba como ‘vergüencita ser español’ por eso de los toros, insistió en un buenismo desinteresado que consistía en usar sus ventanas de hombre conocido para ponerlas a disposición de lo ‘social’, luchar contra la ‘injusticia social’, porque así se lo exigía su ‘educación y sus valores’

icono-sumario ‘Si es cierto que se come esos fideos dicen que chinos que anuncia, una comida rápida de mierda que contiene uno de los elementos químicos más dañinos para la salud del hombre, usados por las multinacionales de alimentación/salud/farmacología llamado GSM (Glutamato Sódico), presente en su Yatekomo Gallina Blanca, es ‘come-pésimo’

icono-sumario ‘Pero… ¿Y si es listo? ¿Y si resulta que se la pela todo y no come fideos con veneno glutamato? ¿Y si este Dani contratado por esa transnacional Affinity Petcare es un jeta como tantos otros?’

Imagen del spot de Yatekomo con Dani Rovira I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

C.R.V. > Madridlinea-pie-fotos-noticias

A mí Dani Rovira me da igual. Cuando digo igual, es que me es indiferente y respeto lo que piense, lo que come o lo que defeque. Sobre todo esto último. Cuidado. Es importante. Aclaro que defecar es verbo intransitivo del castellano vigente en la RAE, que conjugamos para aludir a la expulsión de los excrementos por el ano, vulgo cagar y también jiñar, intransitivos mal sonantes que, usados con el talento de Quevedo, afín a corralas y corridas, dejan de ser mal sonantes para sonar a gloria bendita. Tras este alto explicativo del léxico castellano, insisto en que, de la gente cuyo pensamiento me provoca respetuosa indiferencia por su nulo contenido intelectual, sobre todo, respeto mucho, muchísimo, lo que caga, que es directamente proporcional a lo que come. Ya se sabe, como come el mulo, así caga su culo. Comer y cagar es a compás y es vital para la paz social. Dele a un unicejo neuronal bien de comer y tendrá un buen cagador. Es decir, un hombre feliz.

Así que le aconsejo a Rovira, desde el respeto indiferente, sobre el bien cagar: condición Sine Qua Non Dani, del bien comer. En esa entrevista de radio que yo no manipularé, donde dijo que le daba como ‘vergüencita ser español’ por eso de los toros (no diré yo que dijo lo que no dijo, que se avergonzaba de ser español) insistió en un buenismo unilateral y desinteresado que consistía en usar sus ventanas de hombre conocido para ponerlas a disposición de lo ‘social’, luchar contra la ‘injusticia social’, porque así se lo exigía su ‘educación y sus valores’. Qué buena gente, de verdad. El Dani. Y El Rovira también. Perfecto. Eso es un tío bien comido y bien cagao. Me dije.

Y me dije:… ahora va a hablar de las zonas pobres de pánico de su Málaga natal, o de los ocho millones de españoles en el umbral de la pobreza, o de los miles de hombres y mujeres vagabundos de su Andalucía, ya que menciona su ‘genética andaluza’… pero no. Rovira se desmarca del diccionario de la RAE, donde se atribuye lo ‘lo social’ a la ‘humanidad’, para definir su moral social hacia el trato con los animales de diseño llamados mascotas. Y, por supuesto, está encabronado (dicho sea de forma coloquial) con la Tauromaquia. Dice que eso del abandono y tal está muy mal. Claro que está mal. ¿Y? Y sitúa al maltrato en una regla de tres, que es de cuatro, en la Tauromaquia.

Y entonces me digo: si este chico le pega patadas al diccionario de la RAE y confunde social y humano con lo que lo confunde y al hablar de justicia social no habla del maltrato de hombre contra mujer y viceversa, sino de toros maltratados, ¿no será que se trastorna y, por ejemplo, puede identificar defecar con eyacular?. Mirando sus estudios, es más bien hombre de músculo que de cultura, y mirando su formación, puede que, como a tantos de su perfil (ocurrentes de moda corta), un diccionario le provoque pánico.

En cualquier caso, este desfase conceptual básico de Rovira y de Dani, puede ser causa-efecto de mal comer. Y encuentro la clave. Si es cierto que se come esos fideos dicen que chinos que anuncia, una comida rápida de mierda que contiene uno de los elementos químicos más dañinos para la salud del hombre, usados por las multinacionales de alimentación/salud/farmacología llamado GSM (Glutamato Sódico), presente en su Yatekomo Gallina Blanca, es ‘come-pésimo’, así que, por coherencia, caga malamente. Y Jiñar malamente, Dani, es causa de trastornos varios.

No seré yo quien diga que este Rovira anuncia comida basura, porque entonces, en lógica, estaría afirmado que su concepto de conciencia social se localiza donde la de Bárcenas. No. Cada cual que coma el fideo de mierda que quiera. Eso sí, que no se entere su ‘genética andaluza’ (y yo que creía que era de El Bierzo, León, por el acento y la gracia), porque en la tierra del espeto lo mandan a la mierda. Y cagando mal, irse a la mierda es una cabronada del destino. El tal Dani Rovira, me da igual. A ver, respetuosamante, la carga cultural/creativa/ humorística de los ‘Ocho apellidos vascos’ no es directamente proporcional a su taquilla. En esa película, le quitas a ese talento que es Elejalde y se queda en cuarto y mitad de queso. No sé de cine, claro, pero me da que ese tipismo, lo hace Landa y lo definen ‘españolada’ y lo hace Saza y le dicen ‘fascista’.

A mí, en eso del cine español de Rovira y de Dani, me da mucha vergüenza ser español. Mucha, Vergüenza, Ser, Español. Vergüencita no, vergüenza. Muy grande. A mí este cine típico tópico, esta españolada que la hace otro y es facha, pero la hace éste y es progre, a mitad de la ocurrencia y del mojón, este mal imitar el genio y el ingenio de los españoles de todas partes (que son los graciosos de verdad), a mí este cine me da vergüenza. Que lo subvencionen, más. A mí que los del cine de otros países puedan reconocerme en la mayoría del cine que se hace aquí, me da vergüenza.

Pero. ¿Y si es listo? ¿Y si resulta que se la pela todo y no come fideos con veneno glutamato? ¿Y es un subvencionado recurrente pagado por esa multinacional que se está enriqueciendo con el mercado de las mascotas, que consiste en castrarlas, usarlas, en destrozar ecosistemas para producción masiva de cereales y proteínas de pollo/pavo, que consiste en desviar recursos sanitarios y alimenticios, destinados al ser humano para venderlo en estraperlo legal de contrabandistas legales transnacionales a los humanos con mascota? ¿Y si este Dani contratado por esa transnacional Affinity Petcare es un jeta como tantos otros?

Yo creo que sí, fíjate. Que la conciencia social del Dani Rovira es falsa, que sólo es un mercenario legítimo que saca rentabilidad a su minuto de gloria. Que le da igual saber que anuncia mierda. Que le da igual el perro, la perra, el toreo, que se la pela todo porque sólo es negocio, que siente y padece por pasta. Es o fue un empleado de una multinacional. De las mascotas. Yo creo que es muy listo. Y que caga muy bien. Porque no se come un fideo de esos, porque sabe que son malos tela. Cada cual con su culo hace y deshace maravillas, esa es la democracia, en parte.

Lo que no me es indiferente es que esta sociedad tutelada ya por las cinco o seis transnacionales de la alimentación de mascotas cuyo volumen de facturación terminaría para siempre con la precariedad del ser humano en el mundo, tenga tipos que me hablen de esta forma de la conciencia social. Y tampoco me es indiferente que esta sociedad haya llegado a grados de sumisión tan evidentes que le sea indiferente contemplar el deceso del sentido humano de la relación natural y cultural del hombre con el animal. Una relación milenaria que ya no es negocio para Affinity ni para Rovira. Que lo cague usted muy bien.