Declaraciones de la octava de San Isidro

Curro Díaz

'Ha hecho, sobre todo, cosas raras por el pitón derecho, no se sí no me veía, se venía siempre al pecho, de salida no lo hizo, pero después se puso muy complicado. Tampoco se ha empleado en el caballo, así que no ha podido ser por dejarlo crudo en el caballo'.
'El cuarto no tenía nada dentro, muy vacío, no ha seguido la muleta, toro bonito y bien hecho, pero ya de salida casi se ha rajado. El hombre propone y el toro descompone, ya se sabe'.

Iván Fandiño

'El segundo ha sido un toro bueno con calidad, quería seguir los engaños bien, tenía pautas positivas, ya en el capote se ha visto que le echaba los vuelos y la tomaba'.
'El brindis al Rey Emérito es una cosa que llevaba interna, mis motivos tengo y él lo sabe, tenemos una persona en confianza, sólo tenía una cosa pendiente que era hacerlo público, no tengo motivos para no brindárselo'.
'No veía y arrollaba al bulto, no manejaba la situación, me fastidia que no se tenga medida y se comprenda la situación que hay en el ruedo, sólo se guiaba por las voces. Sé que el reglamento dice que tiene que haber cuatro banderillas, pero es que ha estado a punto de herir a un hombre por tener sólo tres banderillas. Hay que tener sensibilidad y comprender lo que está sucediendo'.

David Mora

'Por eso Madrid es tan difícil y tan maravillosa, unas veces tiene razón y otras, sin llevarla del todo, es muy sabia, lo del otro día cabrea a todos los públicos no sólo a Madrid. El toro, sin el viento, lo hubiera cuajado mucho mejor, porque tenía emoción, me compensa para seguir luchando y devolverme la moral, porque son accidentes, no fracasos, como dije el otro día. Aquí estoy, con humildad, para volver a dar a Madrid lo que quiere'.
'Me voy feliz, he dado la vuelta a algo muy difícil mentalmente, lo que he padecido estos días ha sido horroroso, en la historia de muchas figuras del toreo ha estado también tardes así. Independientemente de la oreja, que también suma, a estas alturas de mi carrera, me importa más la capacidad de invertir lo del otro día. Les agradezco de corazón a mis compañeros todo lo que me han ayudado estos días, porque me han hecho ver que la grandeza del toreo también está en esta crudeza. Quizás no ha sido una de las faenas más importantes de mi vida aquí, pero cuando uno expone así, es porque quiere estar siempre a la altura de las circunstancias, pase lo que pase.

Comparte: