'Del 10 a 125'

Un cumpleaños más que feliz. Después de diez años de florecimiento in crescendo desde su reinauguración, Campo Pequeno se encuentra en su punto álgido de lozanía. Porque con un resurgimiento del interés por el toreo a pie propiciado por el impacto de El Juli la pasada temporada y por Morante y Padilla, el presente curso, la catedral del toreo a caballo por excelencia, se prepara este año para conmemorar sus 125 años de vida. Bajo la batuta de Rui Bento, Lisboa abre sus puertas a una temporada que pretende ser inolvidable.

Por Maribel Pérez Sánchez

125 años es más que un cumpleaños. ¿Cuáles son las expectativas para conmemorar esta importante efeméride?

'Intentar tener a los toreros más importantes tanto a caballo como a pie, y si no a todos porque es imposible, tratar de reunir a los que han triunfado rotundamente en estos diez años desde la reinauguración y también a la nueva generación que pisa fuerte y que tienen que formar parte de la estructura de una temporada que me gustaría que fuera de excelencia y de ensueño... En 1999 Campo Pequeno estaba a punto de deteriorarse y para darle futuro a los toros en Lisboa se hizo una obra espectacular de reestructuración. A partir de entonces siempre se ha tratado ante la adversidad de una sociedad demasiado globalizada en la que los antis tanto atacan, poner la plaza al nivel que está ahora mismo. Por eso queremos que en el 125 aniversario se haga el esfuerzo máximo por parte de todos para catapultar y llevar al punto más alto que sea posible a una plaza histórica que posee una arquitectura y una expresión artística únicas en el mundo'.

Es evidente el crecimiento que ha experimentado Campo Pequeno en estos diez años bajo tu tutela...

'No soy el más adecuado para hablar, pero me siento muy orgulloso por dos cosas: el próximo 30 de junio hará 35 años que me vestí por primera vez de luces y curiosamente fue en Campo Pequeno, siendo triunfador ex-aequo con José Luis Gonçalves, del concurso en busca de nuevos toreros en el año '82. Por eso, después de la obra tan fantástica y espectacular que se hizo en Campo Pequeno, para mí fue un honor, una satisfacción y una gran responsabilidad que me llamaran para hacerme cargo de la primera plaza del país. Al final de estos diez años, está mal que yo lo diga, pero creo que con el apoyo de la prensa, de toreros, ganaderos y desde estos 35 años que tengo como profesional, creo que Campo Pequeno está en su momento más álgido y más dulce, porque está en la boca del mundo taurino. Es una plaza referencia, lógicamente con un espectáculo muy distinto, porque aquí se puede ver el rejoneo más clásico de siempre, vienen las principales figuras de España y del mundo junto a todos los principales figuras y caballeros portugueses a marcar su posición de liderazgo total, y la figura del forçado tiene el reconocimiento unánime. Ése es uno de los triunfos de estos años, que la presencia del público joven cada vez va creciendo más, y sobre todo el sentimiento de que las grandes figuras del toreo a pie han dicho de nuevo sí a torear en Portugal a pesar de la falta de la suerte de varas y de la muerte del toro. Eso me hace sentirme muy orgulloso y es fruto del trabajo tanto mío como de quienes han trabajado conmigo a lo largo de estas últimas 11 temporadas. Gracias a todos ellos, a su empeño, a su entrega y a la mía, puedo decir que Campo Pequeno es una plaza muy apetecible para las principales figuras mundiales del toreo'.

¿Qué balance hace Rui Bento de esta última temporada?

'Ha sido muy importante. Por el impacto sociocultural que tuvo en conjunto fue quizá el año más redondo, porque tuvimos 120 días de ocupación entre todos los eventos programados. Por eso el del décimo aniversario fue el año de mayor impacto. Y a nivel taurino ha habido una continuidad con la temporada anterior, que fue de explosión total con triunfos apoteósicos. Artísticamente ha habido un nivel muy alto. Por ponerle un pero, en la fase inicial de la temporada, la Eurocopa de fútbol a nivel de público afectó en tres o cuatro festejos que coincidieron a medida que Portugal iba pasando a las fases eliminatorias.
Concretamente el día de Morante, que tuvo un impacto brutal, una fecha que quedará para la posterioridad, ese día Portugal jugó contra Polonia, jugó la prórroga, empataron y llegaron a los penaltis, y el festejo tuvo que retrasarse una hora. Pero con independencia de que afectó a nivel de público, no afectó para nada al impacto de ese espectáculo de Morante y El Cigala, que aquí encaja a la perfección, donde mejor. También el impacto Padilla, que fue un huracán que pasó por acá; como los novilleros que han tenido la mejor entrada que tenía una novillada en estos diez años y sobre todo, la actuación de Juan Del Álamo y la de Manuel Dias Gomes en la repetición de Padilla y Finito, que había hecho un faenón en el festival de inicio... Todo eso define la trascendencia que tuvo el impacto del toreo a pie en la última temporada en Portugal, de forma que está teniendo influencia sobre las demás plazas y ferias'.

Por tanto, desde aquella actuación magistral de El Juli en 2015 y con Morante y Padilla en 2016, en Campo Pequeno, ha habido un antes y un después para el toreo a pie en Portugal...

'Así es. Lisboa tiene su reflejo en otros cosos porque siendo la capital del toreo a caballo, por ejemplo en los carteles de los festivales de Mourao de este año, de doce puestos, ocho son para el toreo a pie. Independientemente de que aquí la figura del forcado y de los cavaleiros sean las más trascendentes para el público, sí ha habido un crecimiento de interés por los triunfos que los toreros de a pie han tenido en las últimas temporadas, sobre todo el impacto que causó el faenón de El Juli, que marcó un antes y un después.
En 2015 hubo cuatro o cinco pegas que quedaron para la historia, también grandes actuaciones de las principales figuras de toreo a caballo como aquella de Ventura en el mano a mano con El Juli; Pablo siempre es un toreo más consentido aquí y luego las grandes figuras de Portugal que siguen manteniendo su cartel, más los consagrados que los jóvenes, que quitando dos o tres, han tomado la delantera a la nueva generación. Y toreros importantes como Moura padre, Antonio Telles, Rouxinol, Bastinhas que tuvo un accidente gravísimo y esperamos que este año reaparezca, Rui Salvador, entre otros...; Rui Fernandes, Moura jr, que están consagrados a nivel internacional también... Por tanto, el impacto de todo lo que está pasando en Lisboa es muy importante.

Daré un dato: aún no hay carteles anunciados, sólo que Padilla abrirá la temporada, y un 85 % de abonados ya han dicho sí a la renovación. Basta con anunciar a un artista en la primera corrida para que el aficionado dé su ok. Ese es el mejor indicador de que las cosas van por muy buen camino'.

Padilla actuará en la primera corrida de Campo Pequeno. Se hablaba de que Manzanares podría presentarse en Lisboa...

'He tenido contactos con las principales figuras de los cavaleiros y del rejoneo y con algunos apoderados de figuras consagradas y emergentes, pero espero concretar en estos días para definir el bloque central de la temporada, porque me gustaría que ésta del 125 aniversario quede en la historia de la plaza y en la repercusión que Campo Pequeno ha tenido estos 10 años. Para adecuarse a los tiempos, Campo Pequeno afrontó unas obras y una reestructuración por la que cuenta con 6668 entradas de tendido, lo que limita mucho poder afrontar vuelos muy altos. Por eso siempre hubo un sentido de cooperación de las figuras que han venido y este año me gustaría seguir ese son'.

Ya para abrir boca en un año tan especial, un innovador Bull Fest, de actividades culturales que culminarán con un festival abrirán temporada en la misma jornada. ¿Cómo surgió esa novedosa iniciativa?

'Es un trabajo de fondo de la plataforma Protoiro, que lleva luchando tiempo a nivel político, social, intelectual y sobre todo en la Asamblea de la República, que en estos años ha hecho un trabajo extraordinario. Como plataforma en defensa de la Fiesta, ellos lanzaron a la empresa la idea de hacer una serie de actos al encuentro de la juventud, de los que no se han acercado hasta ahora para que lo hagan de una forma natural, intelectual, de curiosidad, no sólo por el espectáculo taurino, sino también hacia la pintura, la música, y las raíces históricas de la Fiesta que muchas veces no sabemos comunicar al gran público. La empresa de Campo Pequeno colabora para un evento que llamará la atención a nivel mundial y que tiene que ver con que vivimos en una sociedad en que la globalización nos ha atropellado a los taurinos. Se trata de adaptarse, reestructurar la perspectiva organizativa de un espectáculo que a veces ha quedado un poco anclado en el tiempo'.

¿Cómo será el cartel del festival?

'Habrá grandes figuras del toreo a caballo portuguesas; un forçado de cada grupo de los 36 que forman la Asociación Nacional de Grupos de Forcados; en principio actuarán dos de los matadores portugueses en activo con más interés del momento: Dias Gomes, que se presentó el año pasado y Antonio Joao Ferreira. A caballo se están barajando los nombres que vendrán a actuar, y seguro que serán tres grandes triunfadores, pero el modelo de cartel definitivo será presentado por Protoiro en los próximos días. El objetivo es recaudar fondos para un estudio de mercado que la plataforma quiere hacer para presentar a nivel político el impacto económico de los toros en una sociedad en que una minoría se empeña en atacar y en contar mentiras sin respetar una democracia, los gustos, las tradiciones y la cultura de una actividad con siglos de historia'.

Esa labor de Protoiro sobre todo a nivel político, es crucial y podría ser un espejo para todo el mundo taurino. Pero, ¿sería viable una Entente mundial de los países taurinos para hacer frente al animalismo creciente?

'Protoiro es un ejemplo de que si la gente se organiza y se trabaja sobre la inteligencia se puede ganar mucho, pero tiene que existir un sentido de unidad y de cooperación entre los profesionales que muchas veces lamentablemente no existe... El impacto que la Fiesta de los toros tiene en Campo Pequeno y el trabajo que está haciendo Protoiro ha tumbado numerosas acciones antis en la Asamblea de la República. Por eso hago un llamamiento a su excelente trabajo, que es apoyado por todas las asociaciones taurinas de Portugal, donde se está dando un gran ejemplo del que seguramente el mundo taurino debería tomar nota en el buen sentido. Esa labor de Protoiro debe ser espejo para esa desorganización que han tenido los estamentos taurinos a nivel internacional. Precisamente hace poco me reuní con Simón Casas y lo vi muy empeñado en que pudiéramos crear en el futuro una plataforma a nivel mundial de los países taurinos para potenciar nuestra cultura, nuestras raíces y nuestra supervivencia. Lo hablamos muy por encima, pero lo vi muy preocupado por el nivel de responsabilidad que tiene a nivel mundial al frente de Las Ventas. Nos hace falta sentarnos a nivel internacional los empresarios, las plataformas de cada país, para organizarnos de cara a tener un sentido más cohesionado, para que todos podamos crear sinergias para ser más poderosos y valientes y defendernos de los ataques de una minoría de antitaurinos que se organizan mucho mejor que nosotros'.