Biografía

Nacido en la vizcaína Orduña el 29 de septiembre de 1.980, Iván Fandiño Barros se aficionó a los toros después de despuntar como pelotari en su juventud. Se vistió de luces por primera vez en Llodio (Álava) el 16 de agosto de 1999 y después de un duro peregrinar por tierras levantinas y andaluzas volvió a su ciudad natal para debutar con picadores el 02 de junio de 2002 acartelado junto a Julien Lescarret e Iker Javier Lara para lidiar novillos de Javier Pérez Tabernero de los que obtuvo tres orejas. Poco tiempo después arribó a la provincia de Guadalajara y fue en sus capeas donde conoció a Néstor García, y de su mano su carrera dio un giro en contratos y preparación. Juntos afrontaron ya la presentación en Madrid, el 12 de septiembre de 2.004 junto a Manuel Barea El Arqueño y el colombiano Héctor José para lidiar utreros de Navalrosal. Al novillo de su debut, "Risueño", nº 40, negro, de 453 kilos, logró cortarle una oreja.

Al año siguiente El Juli le inviste matador de toros en la Aste Nagusia bilbaína tras cederle el 25 de agosto el toro "Afrodisiaco", nº 64, castaño, de 517 kilos, de la ganadería de El Ventorrillo, en presencia de Salvador Vega. En 2007 cortó una oreja en esta misma plaza a un toro de El Ventorrillo pero fue en 2009 cuando su nombre empieza a sonar en el circuito después de conseguir una nueva oreja en Bilbao, frente a un toro de La Quinta, y dejar ambiente en su confirmación de alternativa, durante la Feria de San Isidro. Fue el jueves 12 de mayo, con Antonio Ferrera y Morenito de Aranda como padrino y testigo respectivamente y frente al toro "Catalán", nº 210, castaño, de 545 kg y de la ganadería de "La Dehesilla". Su buena actuación se traduce en un nuevo contrato en esa misma feria, para lidiar la corrida de Victorino Martín, otra actuación más en el mes de junio, con un encierro de José Ignacio Charro, en el que da una vuelta al ruedo que le vale su presencia en la Feria de Otoño, con una corrida de Palha.

En 2010 corta su primera oreja en Madrid, el día 1 de mayo, a un toro de Guardiola Fantoni, y debuta en la Feria de Abril de Sevilla, la de San Fermín en Pamplona o El Pilar de Zaragoza, donde hace frente a astados de Palha, Dolores Aguirre y Partido de Resina respectivamente. Además resulta herido en Bilbao por un toro de Puerto de San Lorenzo. Su consolidación en el circuito de las grandes ferias tiene lugar en 2011 fruto de las cuatro orejas que obtiene en otras tantas comparecencias en Las Ventas, fechadas en la Goyesca del 2 de mayo, San Isidro y Otoño, ante toros de Carriquiri, El Montecillo, Cuadri y Gavira. Además corta una oreja a un toro de Fuente Ymbro en Pamplona, puntúa en su presentación en Logroño, Teruel y Gijón y sale en hombros en plazas como Guadalajara, Ávila o Toledo. Un año de una gran progresión, frenada en parte por el grave percance sufrido en la Feria de Málaga, que le aparta de los ruedos durante un mes.

Su ascensión continúa en 2012, temporada que arranca abriendo la Puerta Grande en la Feria de Fallas de Valencia, con una corrida de Fuente Ymbro y que continúa de modo triunfal en Sevilla y Madrid donde pasea sendas orejas de toros de Victorino y El Montecillo. Sale en hombros en Pamplona con una corrida de El Pilar, lidia dos corridas en solitario en Bilbao y Valencia en apenas un mes, corta dos orejas a un encierro de Jandilla en las Corridas Generales de la Aste Nagusia y repite éxito en Madrid con una gran actuación en la Feria de Otoño frente a una corrida de Valdefresno de la que obtiene una oreja, triunfos a los que une los del suroeste francés, que le distingue como el torero del año después de verle salir en hombros en Dax, Bayona y Mont de Marsan. Las Puertas Grandes de Arles, Salamanca, Guadalajara, Pontevedra o Toledo, junto a las americanas de Lima y Cali redondean un año dorado, que culmina con la Oreja de Oro al triunfador de la temporada, que concede Radio Nacional de España.

Instalado en la élite, abre el 2013 cortando una oreja en Castellón y Valencia a toros de Fuente Ymbro, pero después de quedarse fuera de Sevilla, resulta herido en Madrid en la primera de las tres comparecencias que tenía ajustadas, al entrar a matar a un toro de Parladé al que realiza la mejor faena de la Feria de San Isidro. Retorna a los ruedos por todo lo alto en Soria, luego de un mes de convalecencia, para seguidamente erigirse en triunfador de la Feria de San Fermín, después de desorejar a un jabonero de Fuente Ymbro, y cortar cinco orejas en dos apoteósicas actuaciones en Mont de Marsan. Bayona -donde lidia en solitario una corrida de Fuente Ymbro– y Dax le vuelven a ver salir en hombros y por segundo año consecutivo se alza con el premio al triunfador del suroeste francés, triunfo al que suma una épica faena en Bilbao a un fiero toro de Jandilla, una de las cumbres de una temporada que también cuenta con éxitos destacados en Arles, Santander, Cáceres, Salamanca, Burgos, Palencia, Cuenca, Almería, Ciudad Real y Zaragoza. Por segundo año consecutivo Radio Nacional de España le premia con la Oreja de Oro al torero más destacado del año.

La temporada 2014 estuvo marcada por su salida en hombros de la plaza de Las Ventas el 13 de mayo, durante la Feria de San Isidro, después de cortar dos orejas a dos toros de Parladé, al último de los cuales entró a matar sin muleta. Luego redondearía su paso por Madrid en la Corrida de Beneficencia, cortando una nueva oreja de un toro de Alcurrucén. Volvió a triunfar en sus feudos más reconocidos, como Pamplona, donde un año más fue el triunfador de San Fermín, con cuatro orejas en dos tardes, tres de ellas en la corrida de Victoriano del Río, y en el suroeste de Francia mantuvo su estatus con una tarde antológica en Mont de Marsan (cortó tres orejas a un encierro de La Quinta) y dos grandes actuaciones en Bayona, donde consiguió dos Puertas Grandes pero también sufrió una severa lesión vertebral tras ser violentamente volteado por un toro de Montalvo. Alicante, Valladolid, Linares (se alzó con el trofeo Manolete), Huelva, Vitoria, Valencia, El Puerto de Santa María, Ciudad Real, Pontevedra, Soria, Palencia, Coruña y Guadalajara, donde se encerró en solitario con seis temperamentales toros de Jandilla a los que cortó cinco orejas, dieron fe de la rotunda campaña del vizcaíno.

En 2015 se encerró sin éxito con seis toros en Las Ventas y esa corrida le pesó mucho durante la temporada aunque consiguió por ejemplo destacar en Mont de Marsan, Pamplona, Bilbao o Plasencia. En 2016 terminó la temporada al alza con una gran faena en Bilbao, posiblemente la mejor de su carrera, al toro 'Lagunero' de Jandilla que junto a otras tardes como Bayona o Dax le volvieron a poner de actualidad. En 2017 actuó tres tardes en Madrid, la última el pasado 29 de mayo antes de torear en Plasencia e Inca el pasado fin de semana, donde obtuvo la última puerta grande de su brillante trayectoria.

Menús: