David Mora

Resurrección

El proceso de recuperación de David Mora ha sido un camino largo en el que cada paso iba dirigido a la tarde del 21 de febrero en la que, tras dos años, volvió a vestirse de luces. De verde manzana y oro, reapareció y abrió la puerta grande que lo lanzaba a una temporada justa e injusta.

Justo con él fue el destino que le deparó la alegría de 'Malagueño' y el volver a Madrid de la mejor manera posible. Del reguero de sangre sobre el albero de Las Ventas que dejó la cornada que lo alejó de todos y lo acerco más a él; a la seguridad de querer ser torero, de negarle derechos a la muerte, a la gloria que ya había sentido y que volvía a sentir de manzana y oro.

Por todo lo vivido y por lo cosechado en el ruedo, fueron injustos aquellos que no contaron con él en las ferias. Una lucha callada que no duele tanto como lo pasado. Ahora, David Mora es un torero fiel a su estilo, más relajado, más suelto, más plástico como añadido a todas las cualidades que ya poseía.

David Mora es, a fecha 2016, un torero renacido en los triunfos madrileños, que dejó su huella allá donde lo aceptaron, padre que ha visto nacer a su hijo, hombre rescatado de sus peores pesadillas, humano dispuesto a seguir soñando. Un ejemplo de la mejor persona. Una muestra de que la vida nos concede héroes que son de verdad.


Vídeo resumen de la temporada 2016