Morante de la Puebla

Temporada 2017

Morante,
¡vuelve!

Morante se fue aburrido. Con la temporada huérfana del genio más genial de todos, todo se hizo un poco más cuesta arriba. Cerramos los ojos y aún recordamos esa faena genial de Illescas, la primera del año. Después del Puerto... la nada.

El año del sevillano tuvo el órdago de Sevilla. Cuatro tardes en apenas diez días. Más allá de las banderillas con esa gracia inigualable, del toreo que duele cuando no se encuentra, no hubo la comunión mística de apenas un año antes. El recuerdo de lo inmenso puede convertirse en losa.

Pero Morante se repuso. Llegaron dos Puertas Grandes en Baeza y Jerez. La inspiración también llegó en Sanlúcar, Aranjuez o en Granada. Después Madrid, dos años después. Y como una losa llegó El Puerto. El mano a mano. La tarde del fin. Nadie podía presagiar lo que estaba a punto de suceder: 'Morante se quita', decían los primeros mensajes. No. Imposible.

A lo mejor tenía que parar. Descansar. Quitarse el traje de luces y la presión. Aún no hay fecha pero sí una meta: mediados de junio de 2018. Con Manolo Lozano, 25 corridas de toros. ¡Vuelva ya!

Mi temporada

Próximamente