Pablo Hermoso

Temporada 2017

La temporada
del maestro

Con casi treinta años de alternativa y dos décadas de reinado, después de cambiar de arriba a abajo las estructuras del rejoneo y de haber impulsado y revitalizado el toreo a caballo en más de dos mil actuaciones, lo normal es que Hermoso de Mendoza hubiera bajado el pistón. En cantidad e intensidad. Pero el centauro navarro sigue mandando dentro y fuera de los ruedos. De mayo (cuando vuelve de su prolífica temporada americana) a octubre. .

Su temporada se cuenta a través de varias lecciones magistrales, que es en lo que se han convertido sus actuaciones. Lidias de museo, para enseñar en una escuela de equitación y de toreo, entre las que destacan las llevadas a cabo en Salamanca, Zaragoza y la plaza de Vista Alegre de Bilbao, durante su Aste Nagusia, aunque tampoco hay que olvidar ni sus actuaciones en Francia (un rabo en Istres y doble Puerta Grande en Nîmes), ni su incursión en la temporada portuguesa donde volvió a rendir Campo Pequeno y protagonizó en su debut en Albufeira, posiblemente la actuación más emocionante de su temporada, con un encierro exigente y temperamental de Ascensao Vaz.

Su cuadra respondió a la perfección, sobre todo 'Disparate', actualmente la joya de La Corona, junto a 'Berlín', todo un clásico ya en el tercio de banderillas, donde se consolida 'Donatelli' y emerge con fuerza 'Brindis'. De salida cobraron protagonismo 'Barrabás' y 'Alquimista' mientras en el último tercio 'Ignorado' y sobre todo 'Nevado' trataron de suplir al mejor caballo en este tercio 'Pirata', cuya ausencia ha supuesto un lastre para el maestro estellés a la hora de coronar sus faenas. La Puerta Grande de El Pilar sirvió para coronar su importante ejercicio y poner un punto y seguido en un mes que también le verá arrancar el curso en México, su otra patria, al tiempo que observa de cerca la preparación de su hijo Guillermo, quien sigue con nota los pasos de su padre. La saga continúa.

Mi temporada

Próximamente.