Homenaje a Dámaso

Natural de Albacete, Dámaso González Carrasco será siempre recordado como uno de los grandes toreros de las décadas de los años 70 y 80. Tras formarse en las capeas de diversos pueblos manchegos, tomó la alternativa en Alicante el 24 de junio de 1969, ejerciendo como padrino Miguel Mateo Miguelín y como testigo Paquirri y ante toros de Flores Cubero.

Confirmó el doctorado en Las Ventas en 1970 con El Viti y Miguel Márquez en el cartel ante toros de Francisco Galache. Tras una retirada en 1988 y un regreso en 1992, finalmente abandonó los ruedos en 1994, aunque posteriormente hiciera el paseíllo en alguna corrida puntual. Siempre siguió en contacto permanente con el mundo del toro, la que era su pasión, no en vano también fue ganadero de bravo.