icono-sumario Clase magistral del toreo sevillano en la ciudad toledana

Paco Camino, junto a Álvaro Acevedo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El Salón de Actos Municipal de Villaseca de la Sagra colgó un nuevo ‘No hay Billetes’ en la cuarta charla-coloquio de las ‘XIX Jornadas Taurinas 2019’ para recibir a una leyenda del toreo, Paco Camino. La presencia, muy esperada y perseguida tal y cómo señaló el propio diestro, levantó una enorme expectación con gente procedente de la provincia de Toledo y alrededores, deseando escuchar al torero de Camas.

Bajo el título de ‘Paco Camino. 60 años del Niño Sabio de Camas’, la localidad sagreña ha rendido un caluroso homenaje dirigido por el periodista Álvaro Acevedo, director de ‘Cuadernos de Tauromaquia’. Durante el acto fueron recurrentes las ovaciones hacia un diestro que dejó su aura de figura histórica del toreo. ‘El que quiere ser torero debe arrimarse mucho y pasar fatigas’, advirtió Paco Camino en su intervención.

El maestro dejó sentencias durante su comparecencia tales como ‘el que quiere ser torero debe arrimarse mucho y pasar fatigas, debe ser consciente que sacrifica su juventud’, ‘Diego Puerta ha sido el torero más valiente que he visto en mi vida’, ‘la amistad que tenías con otros toreros se olvidaba en el momento que entrabas en una plaza de toros’ o ‘en Sevilla siempre actué acelerado, toda mi temporada la arreglaba en Madrid’.

‘Ahora se torea muy bien pero se ha perdido la necesaria personalidad’, también llegó a afirmar el ‘Niño Sabio de Camas’, Paco Camino. Con firmeza defendió que ahora ‘se torea muy bien pero que se ha perdido la necesaria personalidad’. En tierra de novilleros criticó las condiciones demasiado lujosas con las que algunos chavales acuden a los tentaderos, pues ‘no se puede ir a una tienta en un Mercedes’.

En la parte final, volvió a hacer hincapié en la importancia de la dedicación para llegar arriba y reconoció que ahora los toreros están más preparados, algo que explica la mayor duración de sus carreras. Tras dejar su huella de magisterio, el auditorio despidió al maestro puesto en pie, sabedores de haber presenciado una jornada que quedará en el recuerdo de todos los presentes como algo histórico dentro del mundo del toro.