Vídeo resumen de la plaza de toros de Málaga I TOROS MÁLAGAlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Manuel Jesús El Cid se despidió esta tarde de La Malagueta con honores. El sevillano, porfió y le buscó las vueltas a un lote de nulas opciones para dar la única vuelta al ruedo en un tercer festejo de la feria costasoleña condicionado por la falta de raza de la corrida de Lagunajanda y el remiendo de El Ventorrillo. Curro Díaz y Joaquín Galdós saludaron sendas ovaciones.

Saltó en quinto lugar el toro de El Ventorrillo que remendó la corrida, un animal mirón y que nunca descolgó en las telas. Se desmonteró Lipi en banderillas. Dos buenos pares. El Cid quiso despedirse de La Malagueta sin dejarse nada dentro y le buscó las vueltas al burel. Faena realizada en la corta distancia, en la que, a base de consentirlo en la primera mitad, logró arañarle una buena tanda exprimiendo de verdad al toro en redondo. Largos, los de pecho. Mató de estocada atravesada y dos descabellos. La gente, con memoria, le obligó a dar la vuelta al ruedo.

Antes, a un mes de los seis años, el segundo salió con pies y tomó dos varas. El Cid supo ver que debía ser pronto y en la mano, porque duró poco el de Lagunajanda. Citó de inicio desde los medios con la derecha y dibujó tres tandas en redondo templadas, de mérito, aprovechando las inercias del animal. Luego, en cuanto se le acabaron, el toro se vino abajo, muy parado, coincidiendo cuando se la ofreció con la zurda. Final entre los pitones. Dos pinchazos y estocada perpendicular. Silencio.

Rompió plaza un castaño claro fuerte, serio, con cuajo, al que saludó con bríos Curro Díaz a la verónica. La media, a compás abierto, en los medios, superior. Hizo buena pelea en varas y apretó en banderillas, mostrando cierta casta el de Lagunajanda. Curro brindó a Fortes y comenzó la faena por bajo, pegado a tablas para sacarlo a los medios. Prólogo caro. Luego, el jiennense trató de ligarle las tandas con cierta continuidad, pero no fue fácil, porque el animal desarrolló genio y cierta fiereza en el último tercio. Pinchazo y media en buen sitio. Ovación.

El cuarto, engatillado y fuerte, de pitón negro y mazorca blanca, tomó los engaños por abajo, humillando, en el saludo de capa de Curro Díaz. Pareció acusar una pequeña herida pegado al ojo derecho y, tras el segundo puyazo, cambio su condición. Por ello, empezó a defenderse, algo que hizo en toda la faena del torero de Linares. Siempre soltando la cara, por las nubes, con genio. No dio opción. Metisaca y estocada caída. Silencio.

El tercero fue un cinqueño al que se midió mucho el castigo. Apenas se le señaló en el segundo. Galdós se había estirado en buenos lances a la verónica, que remantó con una media. Marcó querencias y corroboró su falta de casta después de la tercera tanda en redondo, pues su medido motor se apagó. Desde ahí, prácticamente parado. La espada hizo guardia y necesitó de un descabello. Ovación. Ni para eso dio el sexto, un animal reservón y muy deslucido, sin recorrido al que prácticamente no pudo darle una tanda.

Hierro de Lagunajanda - España Plaza de toros de La Malagueta, Málaga. Tercera de feria. Un tercio de entrada. Toros de Lagunajanda y El Ventorrillo (5º), bien presentados y serios, con muchos pitones. De poca casta en general, les faltó empuje y entrega en el último tercio. Incidencias: En banderillas, se desmonteró Curro Robles en el 2º y Lipi, en el 5º. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Curro Díaz, ovación y silencio.
El Cid, silencio y vuelta al ruedo.
Joaquín Galdós, ovación y silencio.

Quizá también puedan interesarte estas noticias:

Galería fotográfica del festejo de esta tarde en La Malagueta