Plaza de toros de Arnedo, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Arnedolinea-pie-fotos-noticias

La terna, que cortó un trofeo por coleta, dejó muestras en el coso de Arnedo  de tres conceptos diferentes, pero totalmente válidos para hacer el toreo bueno. Rafael González, muy voluntarioso, arreó con el segundo de su lote y calentó a los tendidos en los terrenos de cercanías y con dos tandas con las dos rodillas en tierra. Francisco de Manuel, dispuesto con los palos, destacó con el encastado segundo y Manuel Diosleguarde dejó muestra de toreo caro con la mano izquierda. Todo ellos, con una variada novillada de Fernando Peña, que puso el colofón al Zapato de Oro 2018.

De forma vibrante y espectacular Rafael González recibió con un variado toreo de capa, en el que alternó verónicas, gaoneras y afarolados, al cuarto de la tarde. Muy entregado y valiente estuvo el madrileño con un novillo encastado y que transmitía mucho. Destacaron dos series con las dos rodillas en tierras y el final del trasteo en terrenos de cercanías. Mató de una estocada y cortó una oreja.

Abrió plaza un novillo manejable de Fernando Peña, pero justo de fuerzas. Rafael González lo intentó por ambos pitones con un novillo que nunca termino de salirse de los vuelos de la muleta por su falta de fuerzas. No llegó la labor a los tendidos, que silenciaron la actuación del madrileño.

El segundo fue un novillo encastado de Fernando Peña, que empujó y romaneó en el peto. En la muleta, Francisco de Manuel realizó una labor destacada sobre ambas manos, dejando un tiempo entre muletazo y muletazo. El madrileño, que terminó de calentar al público en los terrenos de cercanías, dejó una estocada en el sitio, tras un pinchazo previo, y paseó una oreja.

Francisco de Manuel escuchó palmas en el quinto, al que recibió con el capote de forma airosa. Clavó banderillas y destacaron los pasajes con la mano derecha en una faena, que fue de más a menos. Mató de media estocada, tras un pinchazo.

Manuel Diosleguarde paseó un trofeo del tercero, un novillo noble, pero al que le faltó empuje y transmisión de Fernando Peña, al que el salmantino recibió de forma vistosa con el capote. Faena llena de temple, cadencia y tiempo del salmantino con un novillo que destacó por su calidad. Los mejores pasajes llegaron con la mano izquierda, llevando muy toreado la embestida del astado. Remató su actuación de una estocada.

El sexto se lastimó los cuartos traseras tras salir del caballo y eso condicionó la labor de Manuel Diosleguarde, que volvió a dejar muestras de su concepto con la mano zurda. Sin embargo, el novillo no paró de protestar y desarmó en varias ocasiones al salmantino en un trasteo, que no cogió vuelo. Mató de una estocada y saludó una ovación.

Hierro de Fernando Peña - España Plaza de toros de Arnedo (La Rioja). Última de la feria de El Zapato de Oro. Un tercio de plaza. Novillos de Fernando Peña, bien presentados y de variado juego. Destacó el segundo y el cuarto. El sexto se lastimó tras salir del caballo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Rafael González, silencio tras aviso y oreja.
Francisco de Manuel,
oreja y palmas.
Manuel Diosleguarde,
oreja y ovación.