icono-sumario Así vieron sus protagonistas la 29ª de la Feria de San Isidro

Escribano da un derechazo al primero esta tarde en Madrid I JULIÁN LÓPEZlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Cristian Escribano explicó que el tercero ‘tenía virtudes, pero creo que el público ha visto otra cosa’. ‘No ha sido para tanto el toro, ha tenido mucho ritmo, con empuje, pero no ha tenido la embestida tan clara, tenía emoción y por el derecho creo que he estado bastante bien con él, la pena es que no lo he matado bien’, prosiguió en su discurso.

Cuestionado por si consideró que el toro cambió al tomar la muleta con la zurda afirmó: ‘Por la izquierda, el toro ha sido diferente, pero no hay que buscar excusas, tenía que haberlo matado, porque si lo mato bien, creo que le hubiera cortado una oreja’, calibró.

Tras ‘despachar’ al sexto, al que describió como ‘toro grande, pero con cara torera’, comentó que ‘no ha sido malo, era noblón para estar delante de él, pero para Madrid no servía, porque aquí necesitas que se mueva un poco más’.

Sobre el conjunto de la tarde, reflexionó: ‘Con el primero he estado bien, sólo me ha faltado matarlo bien por arriba, vengo haciendo la suerte bien en el campo, pero a este no lo he visto por ningún lado y no me he tirado confiado nunca’, reconoció antes de una última sentencia: ‘La gente se ha puesto muy de parte de la corrida y ha habido toros con muchas dificultades’. 

Revisa en este enlace la presentación y el comportamiento que deparó la corrida de Valdellán en nuestro ganadero virtual. 

Fernando Robleño comentó sobre el ‘noble‘ toro de Valdellán que rompió plaza que ‘acabó haciendo lo que hizo en el caballo, manseó y se rajó’. ‘En el primer tercio venía con la cara por arriba y midiendo mucho, cuando me quedé sólo luego con él, ha sido obediente a los toques, pero el final de embestida era muy deslucida’, analizó.

‘A veces venía por dentro un poquito y apretaba más para dentro, creo que eso ha sido más cuestión de la colocación, pero dentro de eso, cuando le tocaba me obedecía, su problema es que le faltaba raza’, lamentó. Sobre su espadazo para ‘despenarlo’ reconoció: ‘Es de los toros que he matado bien este año, ha salido muerto del embroque’.

El madrileño, que ya obtuvo el pasado año un triunfo notable con este mismo hierro en Madrid, insistió tras el cuarto sobre el buen manejo de la espada: ‘Lo estoy trabajando mucho, entrenando cuanto puedo, porque se me han ido bastantes trofeos por la espada, hoy los he matado bien, con pureza y de verdad’.

Sobre las palmas que recibió el toro en el arrastre evitó polémicas. ‘Hay gustos para todos, tenía mucha casta, pero para estar delante era un toro muy complicado, porque tenía mucha codicia, no se iba nunca de los vuelos y cada vez recortaba más el terreno… Algunos lo habrán visto, otros no, pero cada uno tiene su opinión, para mí, le faltó clase para seguir la muleta hasta el final, por eso no era fácil’, zanjó.

Iván Vicente, por su parte, definió al segundo como ‘muy malo’. ‘Con peligro y con peligro, además, poco evidente, ya desde el capote venía midiendo y marcando mucho por dentro, a veces parecía que quería y que tomaba la muleta en el primero, pero que va… Luego desde el segundo y tercero quería cogerme, muy por dentro siempre’, describió. ‘La verdad es que no tenía mucho poder, pero llevaba dentro un peligro sordo que, cuando uno está delante, es cuando lo ve’, asumió.

El quinto, para el de El Soto del Real,  fue ‘otro toro complicado’. ‘Yo lo he visto así, seguramente estaré equivocado, pero tenía movilidad, sí, y en la primera tanda se la puse por delante y la tomó medio con clase, pero luego ya no tuvo nada que ver… En el segundo, venía embistiendo muy por dentro, con el pitón de fuera, con la cara girada y no ofrecía clase alguna…’, cuestionó. Preguntado por la ovación que recibió el toro en el arrastre por parte de la afición, manifestó: ‘Es Madrid y con una ganadería de este tipo suele ser habitual’.