Robleño, vuelta al ruedo en el cuarto de José Escolar I JULIÁN LÓPEZlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

‘El cuarto ha sido agradecido cuando le he atacado, porque me ha embestido ocho o diez veces muy despacito, y creo que eso ha sido lo de más mérito de la faena. Pero joder, aguantar eso…’ Son las palabras de Fernando Robleño tras dar una vuelta al ruedo en el cuarto toro de José Escolar en la primera del Miniciclo homenaje al centenario del debut del encaste Albaserrada en Las Ventas. Tanto él como sus compañeros Gómez del Pilar y Ángel Sánchez se manifestaban así ante los micrófonos de Toros Tv:

Fernando Robleño: ‘El cuarto ha sido muy costoso, pero cuando le ataqué, fue agradecido. Eso fue lo de más mérito de la faena’

‘El cuarto ha sido muy costoso. Luego ha sido agradecido cuando le he atacado, porque me ha embestido ocho o diez veces muy despacito, que creo que ha sido lo de más mérito de la faena. Pero joder, aguantar eso… Cuando he cogido la espada ya me notaba fatigado del esfuerzo que estaba haciendo, pero oye, estoy muy contento y satisfecho. Tenía el mal sabor de boca del primer toro, pero aquí en este toro creo que ha habido cosas muy buenas’.

El torero madrileño comentaba tras pasaportar al primero de José Escolar: ‘Uffff. Sin aire los avíos los manejas un poco mejor, pero he visto al toro muy complicado y siempre por dentro, ha sido muy difícil, la verdad. Apretaba muchísimo por dentro. Apretaba para querer coger. Tuvo un peligro que creo que el público lo ha visto. Por el viento me fui a los terrenos del 5 porque allí es donde menos aire hace’.

Gómez del Pilar: ‘Qué pena que haya pinchado. Tengo mis dudas, si le hubiese cortado la oreja…’

Gómez del Pilar se lamentaba de su fallo con la espada en el segundo: ‘No vengo a esto, coño, vengo a más. Qué pena que lo haya pinchado. Tengo mis dudas, si le hubiese cortado la oreja… Por los menos he dejado los destellos que quiero hacer aunque sea con esta ganadería. Lo pasamos mal, pero lo paso bien cuando estoy a gusto delante de ellos. Al menos en esta última tanda me ha dejado meter los tres últimos muletazos para dentro y relajarme un poco más dentro de las posibilidades que había con el toro. Fui a portagayola, hay que hacerlo siempre y más en estos sitios… Cómo no va a venir uno a jugárselo todo, si luego uno no tiene nada’.

Sobre el quinto, decía: ‘He tenido momentos, sobre todo esa tandita por el pitón derecho, y he tratado de buscarle las vueltas. Luego el toro ha dicho que ya ahí ni uno más. Sobre todo para este tipo de encaste. Está apretando muchísimo el aire para todos los lados y ya es difícil torear a este encaste, pero con este viento, más. Nunca se terminó de deslizar, nunca terminó de romper para adelante, pero había que estar bien con el toro y eso es una de las cosas que me gustan: enseñarlo a la gente y la tauromaquia que llevo dentro’.

Ángel Sánchez: ‘He aprobado el examen de hoy, pero de momento la de Juan Pedro no la mato al año que viene’

Por su parte, Ángel Sánchez hacía este balance en conjunto de su tarde: ‘Ha sido complicada la corrida con el viento. Había que estar muy seguro de uno mismo para que el toro pasara. Si le dudabas o había una actisbo de duda en el muletazo o algún enganche entonces es cuando fallaba algo. Pero yo creo que he aprobado el examen de hoy. Me quedo con pasajes de los dos toros, ha habido muletazos limpios, pero también hay cosas que mejorar y pulir. De momento la de Juan Pedro no la mato al año que viene’.

Y del tercero comentaba entrebarreras: ‘No ha sido fácil, porque había que ganarle el muletazo de delante para que él tuviera un impulso para pasar y creo que se lo he conseguido hacer en varias ocasiones. La gente ha respondido, lo único una pena no haber enterrado la espada. A lo mejor ha sido culpa mía que el toro al tercer muletazo pareció ser otro distinto, porque el toro al tercer muletazo saltaba por encima del palo y creo que de haberle cogido un poco mejor las alturas habría sido diferente el toro. Pero el olé ronco de esta plaza es especial, ojalá lo pueda volver a escuchar en el toro que me queda’.