icono-sumario El sobrino de Fernando destaca que ‘triunfó con Jandilla, primero, y luego, desarrolló su propio concepto del toro, a través de su sueño, Zalduendo’

Juan Pedro Domecq, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Tremendamente afectado, Juan Pedro Domecq atendió la llamada de Mundotoro para hablar la figura de su tío Fernando Domecq, ‘un ganadero muy importante en la historia reciente de la Tauromaquia’. ‘Triunfó con Jandilla, primero, y luego, desarrolló su propio concepto del toro, a través de su sueño, Zalduendo, algo al alcance de muy pocos’, ensalzó

‘Dio su vida por el toro, se va un devoto de una forma de embestir, alguien sensible como muy pocas personas con el toro, que tuvo un concepto privilegiado para ver y comprender a este animal que todos veneramos, modeló una personalidad propia en esa ganadería y la llevó hasta la cima, el triunfo total… fue un ejemplo, pero ya no sólo como ganadero, también como persona’, lamentó.

En este sentido, su sobrino Juan Pedro desglosó las principales virtudes de ‘una persona ejemplar’, quiso insistir añadiendo, ‘era alguien muy vital, un apasionado de su familia, de su gente, muy cariñoso y cercano con todo el mundo, vamos a echar en falta su pérdida’, concluyó.