icono-sumario ‘Ahora mismo el procedimiento es recurrir la sentencia y que lo admitan a trámite, para luego ver lo que pasa’

icono-sumario ‘Todo esto cabrea bastante y te da que pensar, aunque cada vez creo menos en la justicia española’

El niño Adrián, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

JAVIER JIMÉNEZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Adrián fue un niño valenciano que tuvo por sueño ser matador de toros y por afición La Tauromaquia. Sin embargo, un festival en la plaza de toros de Valencia con el objetivo de recaudar fondos para la enfermedad que padecía se convirtió en una bandera de ataque para aquellos que están en contra de los toros y a ‘favor’ de la vida. Numerosos mensajes, publicados, sobre todo, en las redes sociales, que atacaron la imagen del joven hasta su posterior partida. La esperanza estaba puesta en una sentencia hacia tres tuiteros condenados por incitación al odio. Al final, fueron absueltos. Por eso, Mundotoro se ha acercado a Eduardo Hinojosa, padre del niño, para conocer la situación tras esta decisión.

‘Iremos al Tribunal Constitucional para ver si ellos cambian de opinión’, afirma de forma tajante Eduardo Hinojosa, padre del eterno ‘niño torero’ Adrián, fallecido a causa de la enfermedad que padecía.

Habla Eduardo Hinojosa tras conocer la sentencia que absolvió a los tres tuiteros que desearon la muerte a Adrián, su hijo. Ese mismo fallo reconoció que las expresiones publicadas eran ‘deleznables’ o ‘repulsilvas’, pero que sin embargo no observaba un delito de incitación al odio. ‘Ahora mismo el procedimiento es recurrir la sentencia y que lo admitan a trámite, para luego ver lo que pasa’, admite.

Es todo una contradicción porque el mismo juez reconoce que los mensajes son deleznables, pero sin embargo no lo ve como una incitación al odio’, asegura de manera incrédula.

Me siento indignado y cabreado porque si un juez no admite eso como una incitación al odio parece que este país no está muy cuerdo… Que en este caso mi hijo tenga una afición, que puede que esté enfermo o no, tan bonita como los toros y que le deseen la muerte no es muy normal. Al final podemos llegar a un punto, y esperemos que no, en el que se va a poder desear la muerte a un niño porque le gusten los toros, el teatro o el fútbol. Es indignante’, asegura Hinojosa redundando en su sentimiento de incredulidad.

Esta sentencia es un mazazo. Mi hijo lo único que le gustaba era el mundo del toro y parece ser que hoy en día te pueden decir de todo, te pueden desear o amenazar de muerte, y quedarse en nada. Todo esto cabrea bastante y te da que pensar, aunque cada vez creo menos en la justicia española’, asegura.

Fueron muchos los mensajes que cargaron sobre la figura del pequeño torero. Algunos estando en vida y otros, tristemente, una vez producido el fatal desenlace del fallecimiento. Sin embargo, sólo se abrió esta causa sobre el contenido de esos mensajes. ‘Creo que no existen más causas abiertas aparte de esta, porque como los mensajes eran de perfiles falsos e incluso de gente de Sudamérica ya me dijeron la Guardia Civil, en su día, que había poco que hacer’, concluye.


Quizás también puede interesarle:

Una sentencia con fallo (Carta de C.R.V. al juez)

Las condenas por incitación al odio al niño Adrián podrían llegar a tres años de prisión

Encausados tres tuiteros que desearon la muerte a Adrián por delito de incitación al odio