Vídeo resumen del festejo en La Malagueta I @TOROSMÁLAGAlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Málagalinea-pie-fotos-noticias

La importancia de los remates en una tarde de toros es crucial en el resultado final. Si la espada hubiera viajado certera, todos los actuantes habrían tocado pelo. Desde esa faena de magisterio en los terrenos de cercanías de Enrique Ponce al cuarto, pasando por el despliegue capotero de Javier Conde y terminando por la valiente y meritoria actuación de Morante de la Puebla al sexto. Los tres toreros sacaron lo mejor de una corrida de Juan Pedro Domecq, que se vino a menos en la muleta.

Enrique Ponce cuajó una obra llena de magisterio y de amor propio al cuarto, un toro que se defendió y que nunca terminó de salirse de los vuelos. El de Chiva fue poco a poco metiéndose entre los pitones y en terrenos de cercanías robó los muletazos de uno a uno, sacando la muleta por detrás de la cadera y alargando las embestidas. Dejó un pinchazo y varios golpes de verduguillo. Perdió los trofeos con la espada y dio una vuelta al ruedo.

Abrió plaza un toro de Juan Pedro Domecq serio y de buenas hechuras, que evidenció su nobleza y clase en el parsimonioso recibo de capa por verónicas de Enrique Ponce. Le faltó mayor poder al astado y el diestro valenciano tuvo que tirar de líneas rectas a mitad de cada tanda. Sin embargo, Ponce desplegó su magisterio y dejó muletazos muy templados y ceñidos. Dejó una estocada.

Hasta que Morante de la Puebla no cogió la franela, la embestida del sexto no estaba definida. Sin embargo, a base de valor y técnica el diestro fue poco a poco confiando la embestida y alargando la trayectoria del animal. La faena destacó al natural, cuando los pasajes fueron a cámara lenta y los remates de los muletazos, detrás de la cadera. Gran esfuerzo del diestro, que lo intentó también por el derecho, el peor del toro. Terminó la faena de forma rematada y con varios detalles pinturescos. Dejó una buena estocada, al segundo intento, que dejó al toro sin puntilla. Dio una vuelta al ruedo, tras petición.

El tercero fue un astado deslucido, que manseó en los primeros tercios y ofreció pocas posibilidades en la franela. No lo vio claro Morante de la Puebla, que decidió abreviar tras probarlo por ambos pitones. Fue silenciado.

De forma arrebata recibió Javier Conde al quinto, desde las verónicas hasta las chicuelinas para llevar al toro al caballo. El diestro malagueño cuajó una obra muy personal, con muletazos muy personales, llenos de gusto y empaque. Algunos de ellos fueron prácticamente a cámara lenta. Se vino a menos el toro, pero el espada lo aprovechó para enjaretar los muletazos de uno en uno. Dejó media estocada y saludó ovación.

La aspereza y raza demostrada en los primeros tercios del segundo, se acabó cuando Javier Conde lo quebrantó por alto en el inicio de faena. Poco a poco, el astado se vino a menos, mientras que Conde dejó algún muletazo a media altura que tuvo gusto. Dejó dos pinchazos y un descabello. Silencio.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA PRIMERA DE MÁLAGA

Hierro de Juan Pedro Domecq - España Plaza de toros de La Malagueta (Málaga). Primera de la Feria de Agosto. Tres cuartos de entrada. Toros de Juan Pedro Domecq, desiguales de hechuras y juego. Faltó,  en general, mayor duración en las telas. Incidencias: Sonó el himno nacional antes del paseíllo. Se desmonteraron tras parear al primero, Jocho y Jaime Padilla. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, ovación y vuelta al ruedo.
Javier Conde,
silencio y ovación.
Morante de la Puebla,
silencio y vuelta al ruedo.

Quizás también puede interesarle:

Aguado: ‘Tengo mucha ilusión por formar parte de este homenaje de Málaga a la figura de Picasso

Málaga: La empresa sigue apostando por los jóvenes

Presentado el cartel del VII Desafío Taurino de Málaga