Vídeo de la actuación de Roca Rey I J.E.T.linea-punteada-firma1

MARCOS SANCHIDRIÁN > Illescas (Toledo)linea-pie-fotos-noticias

Más que un milagro, una realidad. El No hay Billetes es el mejor síntoma para demostrar que no hay milagro que valga cuando se trabaja con ilusión en Illescas como tampoco lo hay en @RocaRey que puso boca abajo la cubierta con un faenón al tercero. Rotundo, soberbio. No quiso perder la oportunidad, en la misma semana que recogió el Premio Paquiro, para demostrar que cada tarde es un reto; cada toro, una ocasión para ser libre; y cada triunfo, la rúbrica de un sueño.

La corrida de José Vázquez fue desigual de hechuras y de juego. Primero y, sobre todo, tercero tuvieron recorrido y humillaron o el quinto, con un buen pitón izquierdo. Morante de la Puebla toreó con suavidad al primero, con gracia en el toreo a dos manos y en movimiento y cortó una oreja al primer toro de su temporada en España, como Castella al quinto, en una faena basada en el toreo natural.

Llegaba @RocaRey a inaugurar la temporada y salió como si estuviésemos ya en plena canícula. Sin dejar pasar media oportunidad. La carta de presentación fue un soberbio quite por chicuelinas al tercero, un toro bajo y con la cara hacia delante. Brindó al Rey y se fue al tercio. Ahí citó y le hizo un inicio vibrante por estatuarios con un cambiado marca de la casa que enloqueció los tendidos de la cubierta. Todos en pie celebrándolo como un descubrimiento. Porque @RocaRey tiene algo de nuevo cada día. Esa forma de andar delante de la cara del toro, con la soberbia de sentirse superior, llega al tendido. Toreo de mano baja, enroscándose al toro al cuerpo. Gran toro, aunque a veces se desentendió mirando al tendido pero cuando le exigió el peruano, el toro fue franco y humillado hasta el final. Después una arrucina que ligó con un circular y un cambio de mano espatarrado. Sensacional. Mató de un estoconazo y cortó sin discusión las dos orejas.

El público protestó la ostensible cojera y flojedad del sexto pero el presidente, de forma incomprensible, no atendió a la devolución. La lidia quedó condicionada, además, por la mansedumbre del animal que quiso huir siempre de la circunscripción de @RocaRey que le puso voluntad sin ningún merecimiento. Se le fue la mano en el primer encuentro con la espada que corrigió al segundo intento.

Morante se estiró a la verónica frente al primero, bien hecho, sacándolo a los medios con un toreo suave y hondo. No terminaba de salirse de los vuelos el animal y tras dos puyazos y un gran tercer par de Carretero, Morante brindó al Rey emérito Juan Carlos. El inicio de muleta fue soberbio, rodilla en tierra y con dos trincherazos monumentales. Tuvo profundidad la faena aunque no alcanzó la rotundidad que sí tuvo el toreo a dos manos y en movimiento. Lo tumbó de una estocada casi entera en buen sitio y cortó la primera oreja de la corrida.

Con más cuajo el cuarto, al que Morante lo consintió para ver si lo metía en el canasto pero no pudo ser. Se alargó en la suerte suprema el sevillano.

Inició vertical en el tercio Castella la faena al quinto, sin moverse un ápice. Quietud máxima para engarzar varios estatuarios en tono mayor. El francés basó la faena en la firmeza por el pitón izquierdo, el mejor del toro. Remató de una estocada previa a un pinchazo y cortó un trofeo.

Castella firmó un quite por ajustadas chicuelinas al segundo, más alto y serio. Gran tercio de banderillas protagonizado por Rafael Viotti y Fernando Pérez a los palos, que tuvieron que saludar, y excelente brega de José Chacón. El toro tenía brío y buen tranco pero tres desafortunadas vueltas sobre sí mismo sobre el pitón derecho mermaron al toro. El francés toreó sobre los dos pitones e incluso se metió en los terrenos del toro, pero faltó transmisión en el tendido. Mató de estocada sin puntilla previa a un pinchazo.

Hierro de José Vázquez - España Plaza de toros de Illescas (Toledo). Corrida del Milagro. Lleno de no hay billetes. Toros de José Vázquez, desiguales de hechuras y de juego. El mejor, el tercero.
logo-mundotoro-fichas-crónicas
Morante de la Puebla, oreja y división tras aviso.
Sebastián Castella,
silencio y oreja tras aviso.
Andrés Roca Rey,
dos orejas y silencio.