MUNDOTORO

Valencia (España).  El Cid, primero por la negativa del presidente y en su segundo por la de la espada, ha perdido los trofeos que le habrían abierto la puerta grande de la plaza de toros de la calle de Xátiva. El sevillano dio una vuelta al ruedo tras petición en su primero y recibió una fuerte ovación tras torear bien a un Victorino por el pitón izquierdo, el que hizo quinto de la tarde y con el que perdió el trofeo por la espada. Por su parte, Aguilar también fue recompensado con una ovación tras pasaportar al tercero de la tarde, mientras que Juan Bautista, vio silenciadas sus dos labores. Los Victorinos ofrecieron un juego desigual, con ciertas opciones en gran medida, excepto el sexto.

El Cid encontró en el segundo de la tarde un animal con prontitud y movilidad en el capote. Aguilarle hizo un quite por chicuelinas y Cid le respondió a la verónica realizándole otro. El Cid estructuró una faena basada en la mano izquierda con muletazos de calidad. El público quiso premiar al sevillano con trofeo, pero el Presidente no lo concedió y finalmente dio la vuelta al ruedo. Con el quinto de la tarde El Cid estuvo variado ya desde la capa con un vistoso saludo. Tras brindar al fotógrafo Paco Cano, aprovechó las embestidas de un animal que respondía. Instrumentó buenos naturales con la muleta baja de mucha transmisión. Tras fallar con el descabello, de nuevo perdió trofeo, fue ovacionado.

Alberto Aguilar realizó una meritoria labor al tercer victorino de la tarde. El de Victorino se quedaba debajo de las telas en la muleta y se puso complicado. Aguilar tiró de oficio y firmeza y expuso por ambos pitones. Falló con el descabello tras una estocada y el público finalmente no le pidió trofeo. Saludó a su segundo, sexto de la tarde, con dos largas cambiadas en el tercio y poco pudo hacer ante la peligrosa condición del de Victorino. No estuvo acertado con los aceros y su labor fue silenciada.

Juan Bautista obtuvo silencio tras pasaportar a sus dos ejemplares. En la faena de muleta al primero, que tuvo la virtud de humillar, Bautista realizó una faena intermitente con momentos destacados al natural pero que no llegaron con rotundidad a los tendidos. El cuarto resultó el toro más feo del encierro y aunque fue manejable no tuvo transmisión. Tampoco llegó a los tendidos.

Hierro de Victorino Martín - España Plaza de Toros de Valencia. Media plaza. Toros de Victorino Martín, de juego desigual. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan Bautista, silencio y silencio;
El Cid, vuelta al ruedo y ovación tras dos avisos;
Alberto Aguilar,ovación y silencio.