La plaza de toros de La Maestranza I EMPRESA PAGÉSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Sevillalinea-pie-fotos-noticias

6º). Número 48. ‘Remendito’. Negro. 571 kilos. 01/2015, para Paco Ureña.

Fuerte, con alzada y pecho, largo y cornidelantero, el sexto se dio la vuelta al revés en los primeros lances de Ureña de capa, que tomó descolgando el de Santiago Domecq. Tuvo prontitud en el caballo, pero no se empleó lo que sus hermanos. Tuvo movilidad en banderillas. Brindó el murciano a El Cid y comenzó el trasteo por estatuarios. Un comienzo por alto que, quizás, de nuevo no ayudó al toro. De hecho, se rebrinca en la tanda posterior ya en redondo. Faena de aplomo y firmeza de plantas de Ureña, economía de movimientos frente a un astado que quiso todo por abajo y que, quizás, hubiera mejorado perdiéndole un paso. No toma vuelo la faena. Tras media estocada, fue silenciado.

5º). Número 36. ‘Escondido’. Negro. 539 kilos. 12/2014, para Miguel Ángel Perera.

Un taco el quinto. Bajo, enmorrillado, algo acapachado  y muy engatillado de cuerna, salió más desentendido que sus hermanos de chiqueros. Lo corroboró en los dos pasos por el caballo, pues quiso salir suelto de ambos puyazos. Angostas saltilleras de Perera, cambiando el pitón en algunas de ellas. Mayúscula la lidia de Curro Javier. Se le obligó a desmonterarse. Brinda el de la Puebla del Prior al Niño de la Capea. Comienza a pies juntos, sin enmendarse con mucha emoción, pero no parece el mejor prólogo para el trasteo, porque como sus hermanos, lo quiere todo por abajo. Muy reservón, se vence mucho por dentro el toro en la embestida y muy en línea, a punto de arrollar al torero en un par de ocasiones. A pesar de la firmeza de Perera, no rompe el astado y mira varias veces con intención de irse. No tarda en hacerlo y huye en cuanto sale de una de las tandas. Acaba muy acobardado en tablas. Pinchazo y estocada trasera. Ovación.

4º). Número 54. ‘Humorista’. Negro. 525 kilos. 02/2015, para El Cid.

Serio y fuerte, con pecho, un poco cuestaarriba, enseñando las puntas, el cuarto repitió descolgando con entrega de salida. Se arranca con alegría y empuja fijo en el primer puyazo.  Vuelve a ir como un tren en el primer par, espera más en los otros dos el cuarto. Brinda su último toro en la Feria al público El Cid, que comienza, en un inicio marca de la casa en los medios y con la zurda. El toro se mueve mucho y la toma con mucha codicia, tiene poder, muy encastado. Corrió la mano el sevillano, resistiendo el carbón que tiene el toro en esas dos primeras series. Luego, el animal baja ese ímpetu, aunque sigue siendo exigente en sus embestidas y, quizás, le falta una brizna más de entrega en la parte final del muletazo. La faena no tiene esa emoción de las dos primeras tandas y se termina diluyendo. Efectivo con la espada, algo desprendida. Silencio.

3º). Número 28. ‘Libanés’. Negro listón bragado. 550 kilos. 10/2014, para Paco Ureña.

Más bajo y bien hecho, con cuello y morrillo astracanado, enseñando las puntas, el tercero, de agradables hechuras, tomó con celo el percal de Paco Ureña. Metió los riñones el de Santiago Domecq en los dos pasos por el caballo. Blandea también de inicio  el toro, aunque tranquea bien. Parece venirse arriba en banderillas. Corta lo suyo a Azuquita en el segundo par. Brinda al público Ureña y comienza el trasteo con derechazos de rodilla genuflexa. Tandas cortas más allá del tercio en las que trata de asentar al toro que, en la segunda tanda, comienza a defenderse. Le cuesta más, incluso pierde las manos de nuevo varias veces. Deja estar el toro, que la toma, pero no transmite su embestida. Al comienzo de una tanda al natural lo arrolla y lo levanta por el muslo izquierdo, aunque el pitón, por fortuna, no encuentra carne y el burel no hace por él luego. Vuelve a la cara del toro, pero el trasteo no toma ya nunca vuelo. Buena estocada. Ovación.

2º). Número 31. ‘Aperador’. Colorado. 575 kilos. 10/2014, para Miguel Ángel Perera.

Más lleno y bajo, algo atacado de kilos, corto de cuello, el colorado segundo enseñaba las puntas, ofensivo por delante. Lo toreó a la verónica con bríos Perera. Tampoco parece sobrado de fuerzas el toro, se le cuida mucho en el peto, donde empuja fijo. La segunda vara, apenas se le señala. Hay un quite por chicuelinas de Perera y otro por gaoneras de Ureña, que está a punto de ser volteado, tras arrollarlo el de Santiago Domecq al perder los cuartos traseros. Tiene ritmo el toro. Con alegría en banderillas, Gran segundo par de Curro Javier, que se desmontera.

Comienza con dos pases por la espalda, citando muy en corto, traga mucho, porque el toro se lo pensó mucho antes de arrancarse. Prosigue en redondo en los medios. Tiene clase el toro, que lo quiere todo por abajo, protesta más en los de pecho. Hay dos tandas de derechazos más rotundas, con mando y mano baja, encajado y reunido. Le cuesta más coger la distancia en la primera serie al natural, incluso sufre un desarme, pero luego hay dos tandas excelentes. Importante Perera con un animal de enorme bravura y transmisión, con duración. La tanda final en redondo, sensacional, enganchando las embestidas y barriendo la arena. Muy templado. Faena maciza del extremeño. Se le va la mano con el acero, muy abajo, la espada. Oreja con fuerte petición de la segunda y vuelta al ruedo para el toro.

1º). Número 25. ‘Serreño’. Negro listón. 532 kilos. 10/2014, para El Cid.

Rompió plaza un toro alto y vareado, serio, algo agalgado, largo, con perfil y astifino desde la mazorca, que quiso descolgar en las telas de salida, pero perdió las manos varias veces en un saludo capotero en el que también echó las manos por delante. Se dejó pegar en varas, donde apenas se le señaló el castigo. Sigue blandeando el toro en banderillas. Comienza el de Salteras más allá de las dos rayas, tiene mucha calidad el toro, todo por abajo, que quiere más que puede.  Tiene prontitud y buen tranco, repite con celo, pero le falta poder al toro, por esa brizna más de casta que le falta. Le cuesta, por ello, a partir del cuarto o quinto muletazo y ‘desparrama’ más la vista. El Cid corre la mano por ambos pitones, pero sin apreturas y a media altura, sin exprimirlo al máximo, para evitar que claudique. Por ello, la faena no termina de romper. Pinchazo y estocada contraria. Ovación.

Hierro de Santiago Domecq - España Plaza de toros de La Maestranza, Sevilla. Novena de la Feria de Abril. Tres cuartos de entrada. Toros de Santiago Domecq, desiguales de presentación, pero bien presentados. El 1º, justo de fuerzas, aunque con calidad en las embestidas, quiso más que pudo; el 2º, buen toro, con fijeza, ritmo y bravura, lo quiso todo por abajo; premiado con la vuelta al ruedo; el 3º, noble, aunque le falta poder y fuerza, se desfondó en el último tercio; el 4º, encastado y exigente, muy codicioso; y el 5º, reservón, se ‘acostó’ siempre en el viaje, se acabó ‘rajando’; y el 6º, más suave que sus hermanos, lo quiso todo por abajo. Incidencias: Se desmonteró Curro Javier en el 2º, con las banderillas; y en el 5º, por su brega. logo-mundotoro-fichas-crónicas
El Cid, ovación y silencio.
Miguel Ángel Perera, oreja con fuerte petición de la segunda y ovación.
Paco Ureña, ovación y silencio.