Molinete de Ponce, en la Plaza de toros de Manizales I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

ALBERTO LOPERA > Manizales (Colombia)linea-pie-fotos-noticias

Un marco precioso para cerrar la feria fue el lleno total registrado en una tarde soleada. Corrida goyesca para el mano a mano entre Ponce y El Juli, y la celebración del centenario del nacimiento de Ernesto Gutiérrez, fundador del hierro que se lidió, y que propició el triunfo de ambas figuras españolas tras pasear cuatro orejas el madrileño y tres el valenciano.

El broche de oro a la corrida y a la feria llegó en los dos últimos toros. Desorejados, ambos. Especialmente, perfecto, fue el broche que ha puesto El Juli en el último toro de la corrida, extraordinario toro premiado con la vuelta al ruedo. Faena completísima desde la salida del animal, al que bordó lances preciosos, quite por ‘lopecinas’ y con la muleta una faena completa. De maestro, por ambos lados y con entrega llena de valor, que transmitió a los tendidos que no pararon de ovacionar al torero. Una estocada de su marca y las dos orejas a sus manos a los gritos de ‘Juli, Juli’.

La maestría de Ponce se vio claramente reflejada en su faena al quinto de la tarde. Faena pletórica de arte y buen gusto con pases variados y rematados con ‘poncinas’ que enloquecieron la plaza y a los gritos de ‘torero, torero’. Buscó igualar con la espada, sufriendo de imprevisto una aparatosa cogida, sin mirarse entró a matar dejando una estocada entera. Visiblemente dolido recibe atronadora ovación y el premio de las dos orejas que paseó triunfal con la corona de cafeto.

La primera oreja la había cortado Enrique Ponce, ante un toro noble pero escaso de recorrido al que el diestro supo torearlo con mucha técnica. Faenón grande de Ponce en su segundo que no vio el presidente, ni acogió el unánime batir de pañuelos de la plaza entera. Fue todo un tratado de Tauromaquia ante un toro noble pero escaso de raza. Todo lo hizo el torero, pases ligados con exquisito temple. Fue obligado a la vuelta con ovación sonora. Gran bronca al palco alto.

En su primero, brindó El Juli a Miguel Gutiérrez– hijo del fundador de la ganadería- una faena iniciada de rodillas en redondo. En los medios cita de largo para darvarias series ligadas por ambos pitones en medio de las ovaciones. En locura colectiva convirtió El Juli la plaza al ejecutar tres pases seguidos enroscado el toro a su cintura 360 grados. Gritos de torero..torero y óles con música. Un pinchazo y estocada entera bastaron para doblar el noble oponente. Por peticion general es concedida la oreja.

En el cuarto El Juli salió dispuesto a triunfar a toda costa ante un toro que tuvo movilidad ejecutando una completa faena con emoción y transmisión con series en redondo y rematando con estocada sensacional, de perfecta colocación. Paseó la oreja por el ruedo bajo lluvia de claveles.

Al final los dos héroes, en unión del ganadero, salieron de la plaza en hombros.

Hierro de Ernesto Gutiérrez - Colombia Plaza de toros de Manizales (Colombia). Última de la Feria del Café. Lleno en los tendidos. Toros de Ernesto Gutiérrez, desiguales de presentación y de buen juego, destacó el 6º, premiado con la vuelta al ruedo.
logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, oreja, vuelta al ruedo y dos orejas.
Julián López ‘El Juli’,
oreja, oreja y dos orejas.