Vídeo resumen de la actuación de Isaac Fonseca I JOSÉ MIGUEL ARRUEGOlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Gijón (Asturias)linea-pie-fotos-noticias

Isaac Fonseca y Zacarías Moreno fueron los protagonistas del brillante inicio de la Feria de Begoña. El novillero mexicano porque salió en hombros la tarde de su debut con picadores y demostró que tiene raza y ambición para hacerse un hueco en el escalafón menor mientras el ganadero madrileño volvió a triunfar en El Bibio por segundo año consecutivo merced a una novillada muy interesante, de bravo y enrazado carácter.

Isaac Fonseca se presentó con los montados con un novillo noble al que le faltó una miaja de recorrido. Lo lanceó con compás el mexicano, ganando terreno, y tras el remate se quedó en la cara y el novillo le propinó una voltereta de órdago. Le echó arrestos en el quite con el capote a la espalda y en el inicio de faena, por alto, rematado con un pase cambiado por la espalda. Luego tiró con pulso del animal y lo empujó para delante, muy firme y convencido, en dos series con la zurda de trazo notable. Además se fue detrás de la espada con el mismo convencimiento. La oreja no admitió dudas.

Cerró plaza el animal más fuerte del envío, un animal enrazado, con carácter, que fue una prueba exigente para el neófito. Volvió a dar la cara Fonseca en una labor sin renuncias, declaración de intenciones de que no está aquí para ser uno más. Aguantó estoico las acometidas del animal que embistió con todo pero no siempre vino metido en los engaños. Lo mató con la misma determinación antes de recoger otra oreja y salir en hombros del coso. El novillo, por su emotividad, fue premiado con la vuelta al ruedo.

También obtuvo premio José Fernando Molina del colorado quinto, un buen novillo, sobre todo por el pitón derecho. Por ahí le dio fiesta Molina en una labor que tuvo estructura, fluidez, limpieza y ligazón. La coronó el de Albacete con seguridad entre los pitones antes de agarrar media estocada en la yema, que fue la antesala del premio.

El segundo también se meneó pero su conducta exigió firmeza e ideas claras a José Fernando Molina, que nunca volvió la cara. Basó su faena en el pitón zurdo el torero manchego por donde el animal, aunque venía por dentro, se despegaba más de los vuelos. Hubo dos series muy estimables antes de resultar volteado en el remate de una de ellas. Volvió gallardo a la cara del toro para concluir una faena más que digna, que solo tuvo la mácula de la trayectoria del acero.

Tuvo prontitud, raza y nervio el primero de la feria, y Manuel Diosleguarde le dispuso una faena presidida por la disposición. Hubo algún natural de buen dibujo en medio de una labor carente de continuidad, porque molestó el viento a veces y otras el novillo le tropezó las telas. Saludó tras una buena estocada.

Al cuarto lo veroniqueó con el compás abierto el salmantino para rematar en los medios con garbo. Tuvo nobleza el animal pero se acabó pronto. Diosleguarde destacó de nuevo con la zurda en una faena más consistente que la anterior que concluyó de modo abrupto, cuando al animal se le acabó la mecha. Volvió a manejar el acero con pericia.

SECUENCIA FOTOGRÁFICA DE LA VOLTERETA A MOLINA

GALERÍA DE LA NOVILLADA 

Hierro de Zacarías Moreno - España Plaza de toros de El Bibio, Gijón (Asturias). Primera de la Feria de Begoña. Dos tercios de entrada. Novillos de Zacarías Moreno, 
de excelentes hechuras, más fuertes los tres últimos, y de juego diverso e interesante. El sexto ‘Rabanito‘, nº 93, castaño, de 505 kilos, premiado con la vuelta al ruedo.
logo-mundotoro-fichas-crónicas
Manuel Diosleguarde, ovación tras aviso y ovación.
José Fernando Molina,
ovación y oreja.
Isaac Fonseca,
que debuta con picadores, oreja y oreja.

Quizás también puede interesarle:

Los primeros de Gijón

La Quinta y Gijón, espectáculo garantizado

Gijón marca la diferencia