Vídeo resumen de la actuación de Paco RamosI ENRIQUE TORRALBAlinea-punteada-firma1

ENRIQUE TORRALBA > Castellónlinea-pie-fotos-noticias

Si la espada hubiera viajado certera la imagen final de la corrida hubiera sido bastante diferente, porque Paco Ramos y Vicente Soler podían haber salido en hombros en la primera corrida de la Feria de la Magdalena. Ramos, que volvía a su tierra tras pasar varios años en las zonas más difíles de Perú, paseó la única oreja del festejo y dejó muestras de su concepto del toreo, mientras que Vicente Soler conectó desde el principio con el tendido y dio a cada toro la lidia que necesitaba. Por su parte, Abel Valls fue silenciado con una corrida encastada y muy bien presentada de Adolfo Martín.

Abrió plaza un toro serio,  aplaudido de salida por su presencia, que acudió pronto al caballo e incluso derribó en el primer encuentro de los dos puyazos que tomó. El toro, dentro de su bravura, ofreció dificultades a Paco Ramos, que supó anteperarlo. Derrochó valor el diestro en numerosos parones y miradas del toro, que salía un poco distraído al final de los muletazos. Aunque lo intentó por ambos pitones, las tandas más lucidas llegarían sobre la mano izquierda. Mató de una estocada y paseó la primera oreja.

El desarrollo de la lidia del cuarto toro de la tarde fue muy problemática. El astado de Adolfo Martín, que recibió cuatro puyazos en el caballo, se quedaba muy corto en las embestidas. Paco Ramos tiró de valentía, sacando muletazos muy meritorios por la presencia del astado y el terreno de cercanías. Sin embargo, falló con el acero, lo que imposibilitó la salida en hombros. Tras escuchar un aviso, saludó una ovación desde el tercio.

Vicente Soler perdió la posibilidad de cortar algún trofeo en el tercero, un toro aplaudido de salida y que finalmente sería ovacionado en el arrastre debido a su condición de bravura y casta. Ante él, el diestro ha tenido que ir poco a poco abriendo los caminos al toro y hacer todo de acuerdo a la condición encastada del animal. Supo darle la lidia el que el toro requería y toda su actuación conectó con el público. Destacaron varias series de calidad por ambos pitones, antes de fallar con la espada. Fue ovacionado.

En el sexto, se repitió la tónica de la tarde. La faena de Vicente Soler volvió a conectar con el tendido por su actitud, ya que supo entender desde el principio a un toro bravo y encastado de Adolfo Martín. Lidiador con el capote y torero en el inicio de la faena de muleta por abajo, en banderilleras destacó en dos pares. Derrochó valentía y dio distancia al toro, mostrando las virtudes del animal. Sin embargo, a la hora de entrar de matar, volvió a no estar atinado y escuchó palmas.

El segundo fue un toro que ofreció muchas dificultades por su condición irregular: se quedaba corto, salía distraído de los muletazos, en ocasiones no hacía caso a los engaños y siempre gazapeando. En banderillas destacaron Francisco M. Robles Lozano y Diego Valladar. Muy complicada resultó la  labor de Abel Valls que lo lidió de manera digna. No estuvo acertado con los aceros y fue silenciado, mientras que el toro escuchó pitos en el arrastre.

Abel Valls escuchó palmas en el quinto, con el que volvió a lucir su actitud, aunque no terminó de coger el pulso y la distancia al toro. Basó su faena en los terrenos de cercanías, pero su actuación no conectó con el público. Alargó la faena y  no estuvo atinado con la espada.

Hierro de Adolfo Martín - España Plaza de toros de Castellón. Primera de la Feria de la Magdalena. Tres cuartos de entrada. Toros de Adolfo Martín, muy bien presentados y de variado juego. Destacaron el tercero y el sexto. El primero, encastado. Incidencias: Francisco M. Robles Lozano y Diego Valladar se desmonteraron tras parear al segundo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Paco Ramos, oreja y ovación tras aviso.
Abel Valls,
silencio tras aviso y palmas.
Vicente Soler,
ovación y palmas.