La plaza de toros de Ciudad Real I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Otra Puerta Grande más. Juan Leal quiso prolongar en la semana entrante sus siete días de oro anteriores con triunfos sonados en Dax, Beziers y San Sebastián. El joven galo ‘desorejó’ a un bravo toro de Las Monjas, que enlotó varios toros de muy buena nota como ese 3º y el 6º de una corrida manejable. Fernando Tendero y Joaquín Galdós ‘pincharon’ sendas orejas y fueron ovacionados.

Lució muy bonitas hechuras el segundo, un ‘dije’, que Juan Leal toreó a placer en tandas de mucha plasticidad, el animal siempre fue a más, con bravura, y el torero creciéndose muletazo a muletazo. La estocada, de libro. Dos orejas. El quinto resultó ser el garbanzo negro del envío. Un animal brusco con el que tuvo que emplearse Juan Leal en sus terrenos predilectos: las cercanías. Allí, buscó sacar lo poco que tenía dentro el toro. No aguantó el animal el poder del francés y se echó en mitad de la faena. Tras una estocada, el público invitó al joven galo a dar una vuelta al ruedo. 

Rompió plaza un toro bien hecho de Las Monjas, colaborador para el torero, al que Fernado Tendero logró entender en una labor precisa y profunda. Buena dimensión del manchego. Sin embargo, malogró con la espada dichos méritos. Silencio. Con el cuarto, que quiso más que pudo, Tendero volvió a demostrar sus ganas y determinación. Comenzó la faena de rodillas y, ya en pie, toreó con la mano diestra dibujando muletazos con gusto. Los mejores pasajes llegaron al natural, de buen trazo, por abajo y limpios. Enterró media estocada, en buen sitio, que hizo doblar al toro y saludó tras petición.

Sensacional fue el recibo de capa de Joaquín Galdós al tercero. Meció el percal a la verónica con despaciosidad. Un lienzo cada lance. Le brindó el toro a César Jiménez. El de Las Monjas fue un toro algo rebrincado, midiendo en sus embestidas, que fueron algo bruscas, pese a ello, corrió la mano por ambos pitones con gusto. Arrimón final en las cercanías. Tras pinchazo y estocada, saludó una ovación. Estuvo a gusto con un sexto importante, al que recetó muletazos de extraordinaria plasticidad y personalidad. Desgraciadamente, se atascó otra vez con la espada y sólo le permitió saludar desde el tercio.

Hierro de Las Monjas - España Plaza de toros de Ciudad Real. Feria de la Virgen del Prado. Última de feria. Un tercio de entrada. Toros de Las Monjas, bien presentada y, de comportamiento, manejable. Hubo toros de muy buena nota como el 3º y el 6º. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Tendero, silencio y ovación.
Juan Leal, dos orejas y vuelta al ruedo.
Joaquín Galdós, ovación en ambos.