Decimotercera de abono I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

 

MUNDOTORO > Sevillalinea-pie-fotos-noticias

6. Número 154. Protestón. Negro bragado. 570 kilos. 03/2015

Más alto el sexto, al que saludó con buen juego de brazos López Simón antes de que el animal cumpliera en varas y acometiera con prontitud en banderillas. Inició por estatuarios en hilo de las tablas una faena en la que sobresalió por entidad la primera parte. Hubo series con hondura, porque a pesar de la verticalidad con la que interpreta el toreo el diestro de Barajas cimbreó la cintura y corrió la mano con limpieza. Se desplazó con claridad y largura el animal, abriéndose de los vuelos, y su franca embestida la aprovechó el torero en una labor que, pese a algún desajuste en forma de engachón al final de la faena, tuvo reunión y buen embroque. Se apretó por bernadinas en un final arrebatado y volvió a enterrar la espada al primer envite. Cayó tendida la espada, también un punto atravesada. La tardanza del toro en doblar frenó la petición.

5. Número 161. Ocurrente. Negro listón bragado. 544 kilos. 10/2013

Serio y de muy buenas hechuras el quinto, bajo y cornidelantero. Volvió a exhibirse el granadino en banderillas antes de poner al público en pie en un fulgurante inicio de faena de rodillas en los medios, dándole metros al toro para luego imantarlo a la muleta en una sucesión de muletazos ligados en redondo, girando sobre las rodillas, mientras el toro embestía con boyantía y transmisión. Bajo los acordes de Amparito Roca, y con el toro acometiendo de modo franco, humillando, con El Fandi diseñó una faena vistosa y alegre, porque además de muletazos con porte, de corte vertical, incluso de trazo despacioso, adobó el trasteo con remates de mucha conexión con el tendido. Media estocada en la yema que tiró al toro sin puntilla de modo espectacular le reportó la primera oreja de la tarde.

4. Número 92. Silvador. Negro. 520 kilos. 08/2013

Con más alzada, estrecho de sienes el cuarto, que quizá lesionado en una mano, perdió las manos en varias ocasiones durante la lidia. Seguramente por eso las embestidas fueron defensivas y sin ritmo. Ferrera lo saludó con un lance improvisado de reminiscencias panistas (una especie de tijerilla), pero luego en la faena la continuidad fue imposible.

3. Número 88. Tramposo. Castaño. 518 kilos. 11/2013

Reunido de carnes, apretado de testa, enseñando las palas el castaño tercero, bajo y con cuello, al que López Simón saludó con limpieza. Se movió con son, colocando la cara, virtudes que luego exportó a la faena de muleta del madrileño, que lo embarcó siempre con la muleta por delante, dándole metros al principio de cada serie, dejándole el trapo en la cara y ligando todo mucho, la principal virtud de este torero, dar fluidez a los trasteos. Después de una serie con la zurda donde al animal le costó más despegarse de los vuelos retornó a la diestra para apretar más al de Fuente Ymbro, que mantuvo un tono notable en su comportamiento, humillando y volteando siempre la cara en el embroque. Cerró faena a dos manos, genuflexo, el de Barajas y tras perfilarse a considerable distancia enterró el acero al primer envite. Se pidió la oreja con fuerza pero el presidente hizo caso omiso. Se han concedido orejas con menos petición en esta misma feria. Dio la vuelta al ruedo.

2. Número 50. Levítico. Negro. 538 kilos. 02/2015

De morrillo astracanado el segundo, enmorrillado, apretado de carnes, tocadito arriba de pitones, al que saludó El Fandi con una larga de rodillas en el tercio. Acometió con prontitud y codicia al capote del granadino el pupilo de Gallardo, que además se empleó en el peto. Aprovechó sus virtudes en banderillas el propio matador y disfrutó en este tercio del ritmo y el galope del toro para lucirlo y lucirse en tres pares que aunaron conocimiento de terrenos, facultades, vistosidad y reunión. Luego sin embargo se metió por dentro por el pitón derecho en los primeros compases de la faena de muleta, midió y nunca terminó de entregarse. Lo mató con habilidad.

1. Número 60. Insólito. Castaño claro. 590 kilos. 01/2015

Saludó Ferrera con reposo y suavidad al castaño primero, animal fuerte, musculado y lleno, que hizo una salida abanta. No terminó de emplearse en el peto, marcó querencia además, y en banderillas estuvo a punto de herir a Montoliú, a quien tuvo a merced después de haber pasado en falso en el último par, porque el toro lo esperó primero, luego apretó para dentro y el subalterno valenciano no acertó a tomar el olivo. Un operario desde el callejón, con una gorrilla, le hizo uno de los quites de la feria. Empezó Ferrera cerrado en tablas, pero en paralelo, sin apretar al toro, y dejándolo a su aire, acompañando con relajo, verticalidad y sutileza describió varias series de notable trazo, las últimas con la derecha, sin ayuda de la espada. Se vio con agrado la faena, que seguramente hubiera ganado en reconocimiento con una rúbrica más certera.

Hierro de Fuente Ymbro - España Plaza de toros de La Real Maestranza de Sevilla. Decimotercera de abono. Dos tercios de entrada. Toros de Fuente Ymbro, Logotipo mundotoro crónicas
Antonio Ferrera, ovación y silencio
El Fandi, ovación y oreja
López Simón, vuelta tras petición mayoritaria y aviso y ovación tras aviso

linea-punteada-firma1