icono-sumario El ganadero de Alcurrucén valoró la importancia de tener ‘una ganadería tan buena que, aun viniendo toros sin preparar, se defiende por sí sola’

Fernando Lozano, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Fernando Lozano lamentó al término del cuarto festejo de la Feria de Fallas los problemas sufridos en los reconocimientos previos para aprobar los seis astados que finalmente pisaron el albero valenciano, porque ‘lo que digan tanto los profesionales como los ganaderos no vale nada’.

‘Llevo viniendo aquí desde que tomé la alternativa y hemos sido empresarios incluso de esta misma plaza, creo que tenemos el suficiente conocimiento de cómo es el toro de Valencia, no me interesa traer otra cosa que una corrida con aptitudes para el espectáculo, y si yo considero que es la mejor, mis motivos tendré, porque no gano nada trayendo algo que no es’, explicó en los micrófonos de ‘Toros‘.

‘Lo que no puede ser es traer aquí trece toros, que primero traigas ocho, luego otros cuántos más y mejor recuperar alguno de los no aprobados de esos ocho primeros… Tienen que pensar que llevamos un año, desde que nos pidieron traer aquí nuestros toros, preparando y trabajando para traer la mejor corrida y al final, vengo con algo que no es lo mejor, porque, además, no es digno’, añadió visiblemente molesto el ganadero de Alcurrucén.

Preguntado por posibles soluciones al respecto, el ganadero de la Casa Lozano reconoció no tener respuesta para ello: ‘No sé cual será la solución, otras veces han venido los veterinarios al campo y no ha cambiado nada…’.

‘Ya no es fiarse de mi criterio que llevo 35 años en esto… Es que también gente de la empresa como Florito o Santiago López han visto la corrida en el campo, que llevan un tiempo en esto como para fiarnos de su criterio y tampoco ha valido de nada… Yo no dudo de que los veterinarios saben mucho, pero es que yo también sé de qué va esto, porque llevamos mucho tiempo en este mundo’, defendió sobre la labor del ganadero y la empresa.

‘Lo mejor de todo es que al final, tengo una ganadería tan buena que, aun viniendo toros sin preparar, se defiende por sí sola’, alabó sobre el juego ofrecido por sus astados.