Juan Bautista, junto a su hijo y Diego Ventura en Arles I ANDRÉ VIARDlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

‘Estamos muy satisfechos. Ha sido una feria importante donde tanto toros como toreros han rayado a gran nivel. Manzanares ha sido el gran triunfador, ha impactado Perera, dejaron detalles de clase Álvaro Lorenzo y Morante y un gran nivel de los franceses Castella, Joubert y Younnes; Entre las ganaderías brilló una gran corrida de Jandilla, varios toros de Garcigrande, además de ejemplares bravos y que dieron espectáculo de Torrestrella y Pedraza. De no haber fallado las espadas, el resultado hubiera sido mucho más contundente’. Este es el balance general que hace Juan Bautista de Arlés, un ciclo triunfal a muchos niveles. ‘En la corrida de rejones estuvo tremendo Diego Ventura y hubo actuaciones muy buenas tanto de Rui Fernandes como de Lea; Al igual que la novillada francesa donde el público se divirtió y donde se constató el importante nivel de las ganaderías y los novilleros franceses, así como la corrida camarguesa que respondió a la expectación que se creó entre sus aficionados’, subraya.

La presencia de Chamaco ha sido un efecto positivo. Atrajo muchísimo público y se comprobó el cariño que la gente le tiene y fue una tarde muy emocionante para toda la Francia taurina’, apunta Juan Bautista. ‘Una constante de toda la feria es que el público ha valorado todo lo que ha pasado en el ruedo  y ha disfrutado de la verdad de este espectáculo que es el toro y el torero’, sostiene.

–    Ha quedado claro el balance artístico. ¿Qué valoración hace de la asistencia y la respuesta del público?
–    Se ha superado la asistencia con relación a 2018. Cuando las cosas se hacen bien, el público responde. El futuro de este espectáculo es poner en valor al toro para que el público premie y valore a los toreros. La mejor manera de promocionar la Fiesta es velar por su autenticidad. Hay que volver a sus raíces. El público está cansado de discursos psicodélicos. Aquí lo importante es lo que sucede en el ruedo, y la emoción que surge dentro de él.

–    Una feria tan importante, es un triunfo empresarial también para Juan Bautista. ¿Lo entiende así?
–    Como empresa nuestra labor es hacer un trabajo callado en beneficio del público, del espectáculo y de los profesionales. Aquí de lo que se trata es de estar en un segundo plano, sin ser protagonista de nada, sin crear tensiones donde no tiene que haberlas. Nuestro triunfo es un triunfo callado, como diría Bergamín, porque lo que importa es el triunfo de los ganaderos y de los toreros. Mi satisfacción es saber que las cosas salen bien y recibir el cariño y el respeto que me demuestra el público y los profesionales. Me quedo con eso. Desde niño mi vida ha sido La Tauromaquia y como empresa nuestra ilusión es transmitir esta tradición a las nuevas generaciones con toda su verdad.

–    Y la programación taurina en Arles continúa.
–    Por supuesto. A lo largo del verano se celebran más de una docena de espectáculos camargueses en todas sus especialidades y luego en septiembre tenemos la Feria del Arroz con la tradicional corrida Goyesca en la que este año me despido de los ruedos en mano con Roca Rey que matará un toro de Adolfo Martín y yo mataré otro de La Quinta; Luego cerraremos la feria con una corrida de Palha y en octubre se celebrará la final del certamen de espectáculos camargueses. Tampoco quisiera olvidarme…

–    Si
–    Del éxito que ha supuesto el Salón del Toro, un espacio único donde exponemos las corridas, se pone en valor La Tauromaquia como un modo de expresión cultural y donde las escuelas de tauromaquia muestran a los aficionados la importancia de su labor con exhibiciones que tienen una gran acogida.
linea-punteada-firma1