Hermoso y Moura, palabras mayores

LISBOA Brillaron en Campo Pequeno

icono-sumario Los Forcados salieron por la Puerta Grande, algo inédito
 
icono-sumario El público disfrutó con Hermoso y Moura
 
icono-sumario Se colgó el ‘no hay billetes’

hermoso-lisbo-511x275Actuación de Hermos en Lisboa I EMILIO JESÚSlinea-punteada-firma1

FRANCISCO MORGADO > Lisboalinea-pie-fotos-noticias

 

 

Un lleno total en los tendidos, en una corrida donde se conmemoró el centenario del Grupo de Forcados Amadores de Santarém, los más antiguos de Portugal y uno de los principales del escalafón lusitano. Más de 500 jóvenes han pasado por sus flies a lo largo de estel tiempo y, por eso, en los tendidos estaban las ‘viejas glorias’ de esos forcados. Al incio de la efeméride, el Presidente de la Republica concedió una distinción oficial honorífica –grande oficial da Ordem de Merito– al grupo antes del comienzo del espectáculo.

Pablo Hermoso salió a lomos de Napoleón para recibir a su primero de la ganadería de David Ribeiro Telles, un bonito ejemplar de casi 600 kilos. Dos recortes para pararlo y después hierros de castigo de frente y templados. Con Berlín puso banderillas y lidió al correr de las tablas, cambiando viajes con la grupa de su montada.  Su cuarta banderilla fue de frente y ceñida al estribo y así, sencillamente, metió al público en la corrida.

Churumay y Pablo Hermoso salieron para dar lidia al cuarto de la noche. Un toro hondo, de 630 kilos, al que el navarro dobló y colocó com maestría para los hierros de castigo. Disparate salió para banderillas y montó un alboroto. Lidia perfecta. Colocación de las banderillas perfectas. Una lección práctica de toreo a caballo. Y todo con temple y con sus tiempos de toreo. Terminó con Pirata en un par a dos manos.

João Moura jr. lidió el segundo, un toro más premiscuo en sus investidas. En banderillas se ajustó a su enemigo y clavó con soltura y eficacia. Lo toro transmitía poco pero João lo puso todo para lucirse. Clavó quebrando al pitón contrario y la lidia subió de tono. Estuvo muy por encima de las condiciones del toro y dejó buenas sensaciones.

Exuberante la salida del quinto, con Moura a plantarle cara y a dejar los rejones de recibo. En banderillas ladeó por las tablas para colocarlo y citando clavó banderillas con emoción y arte. Casi parándose en la cara del toro en el embroque. Muy bien. Terminó con dos palmitos al violin. Se sacó la espina de su primero y triunfó de manera rotunda, dando un toque de atención.

João Telles cerró la terna lidiando el tercero del encierro. Dos rejones de castigo a un toro que apuntaba buenas intenciones. En banderillas, se lució citando de largo y colocando muy apretado al toro. Su cuarta  banderilla fue enorme, clavó en los medios y la ultima de la misma manera. Gran disputa en el ruedo entre los lidiadores.

Cerró el festejo con una lidia muy solvente a otro ejemplar que transmitía poco en los inicios, a pesar de su presencia imponente. Se acercó en los encuentros y fué dejando las banderillas. La lidia fue a menos de a más y el toro también. Quedó para el recuerdo su cuarta suerte donde puso todo y emocionó.

Los Forcados de Santarém pegaron, en solitario, esta pesada corrida. Excelentes intervenciones, com muchas emociones a flor de piel. João Gois salió a pegar al quinto y suplantó una enormidad de derrotes sin salir de la cara del toro. El publico exigió tres vueltas al ruedo. Una noche para el recuerdo y de grande exito, com cinco intervenciones al primero intento.

Hierro de David Ribeiro Telles Campo Pequeno. No hay billetes. Toros de Ribeiro Telles, bien presentados y bravos en general. El ganadero dio la vuelta al ruedo al final de la corrida. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Pablo Hermoso de Mendoza, vuelta y vuelta
João Moura Jr., vuelta y vuelta con ovación en los medios
João Telles, vuelta y vuelta

 

nuevo-color-icono-fotografias-texto-previo-16x15-FINAL GALERÍA de la noche de Campo Pequeno
nuevo-color-icono-fotografias-texto-previo-16x15-FINAL GALERÍA del homenaje a los forcados

 

Relacionado Entradas

¡Síguenos en Twitter!