icono-sumario El diestro madrileño ‘ha sido derivado desde el Hospital Gregorio Marañón al Instituto Oftálmico de Madrid, para continuar con las pruebas que determinen el grado de visión’, según el parte médico.

Javier Cortés, segundos después de ser herido por el tercero I JULIÁN LÓPEZlinea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO-MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El último parte médico emitido a última hora de este viernes (en torno a las 19.30 horas) sobre Javier Cortés asegura que el diestro madrileño asegura que ‘se considera de pronóstico muy reservado la recuperación de la vista definitiva’. ‘Las diversas pruebas realizadas a lo largo de esta última semana en el Instituto Oftalmológico de Madrid han servido para determinar de forma positiva la reconstrucción del globo ocular, pero carece de visión en el ojo’, apunta. Asimismo, el parte médico también informa que ‘en las próximas semanas se le van a realizar las nuevas pruebaspara valorar el derrame interno, además de las pautas marcadas de medicación-antiinflamatorios‘.

‘Salvo imprevisibles datos médicos no emitiremos más información hasta que se lleve a cabo la siguiente intervención quirúrgica (un mes aproximadamente desde la fecha de este comunicado), en la que se convocará una rueda de prensa por parte del departamento de prensa de Javier Cortés y el Equipo Médico del Instituto Oftalmológico de Madrid‘, concluye.

El parte facultativo indica que tras las pruebas a las que ha sido sometido en la mañana de hoy no hay presencia de signos infecciosos y que ‘se procede con el tratamiento pautado’ y revela el informe de cirugía al que fue sometido Cortés el pasado domingo: ‘Sutura corneal superior, reposición del globo ocular hipotono secundario a estallido ocular, reritomía con exploración ocular completa, sutura conjuntival, reparación de borde libre de párpado superior y reparación, laceración palpebral y lineal en párpado inferior de ojo derecho’.

El equipo del diestro y su apoderado Manolo Campuzano trasladan sus ‘agradecimientos a la Doctora María Pilar Rojas Lozano por el trabajo minucioso de la cirugía y el trato humano que está recibiendo Javier Cortés en estos momentos tan delicados’

El torero madrileño continúa internado en el hospital Gregorio Marañón de la capital de España, donde fue intervenido la madrugada del domingo por espacio de tres horas para reconstruirle el globo ocular. La evolución de Javier Cortés está supervisada por los doctores Carlos Cólliga y Mª del Pilar Rojas quienes mantienen reservado el pronóstico del torero a causa de las lesiones sufridas y las posibles infecciones que puedan surgir después de la operación.

‘Cautela’. Esa es la palabra que más repite el equipo médico que atiende a Javier Cortés, herido el domingo en Madrid tras recibir una cornada en el pómulo del tercero de la tarde. Y es que el servicio de Oftalmología del Hospital Gregorio Marañón optan por esperar acontecimientos para valorar ‘las hipotéticas lesiones en el nervio óptico de un globo ocular bastante dañado’. 

‘La operación duró más de cuatro horas‘, explica a Mundotoro el banderillero Antonio Molina, a las órdenes de Cortés. ‘Han podido reconstruir el globo ocular, ahora lo que más preocupa a los médicos es una posible infección, por toda la suciedad del pitón en una zona tan delicada como el ojo, nos han insistido en que debemos ser pacientes, porque es pronto para hacer un juicio sobre el estado del globo y el nervio óptico, primero, debe bajar la inflamación y ver cómo es la evolución’.

Nos avisaron de que no iba a ser una intervención de una o dos horas, que va a ser una operación larga, compleja, además tenía el condicionante añadido de que Javier sufrió en 2016 en el campo un desprendimiento de retina y sólo tenía ya aproximadamente un 40 por ciento de visión en ese ojo, todo esto repercute a la hora de calcular con mayor precisión la envergardura de las lesiones que pueda tener en el nervio óptico‘, lamenta desde el propio hospital, tras pasar a ver su torero.

Allí, permanecen junto al resto de su cuadrilla, su apoderado Manuel Campuzano y la propia hermana del torero. El torero, que sufrió el grave percance mientras toreaba de muleta a su primer astado, del hierro de Marqués de Albaserrada, entró a quirófano pasadas las diez de la noche. Previamente, ‘se le realizaron diversas pruebas, así como un escáner, que descartó daños cerebrales’ a consecuencia del impacto del pitón del astado en su rostro.

El torero de Getafe, a través de sus familiares y amigos, quiere mostrar su agradecimiento por las muestras de cariño recibidas, según informa el gabinete de prensa en su último comunicado.