icono-sumario Antes de la quinta comparecencia consecutiva, el ganadero del hierro abulense analiza la presentación del lote, el cartel, su trayectoria en Pamplona y en los encierros anteriores

Los toros de José Escolar en los Corrales del Gas I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

JAVIER JIMÉNEZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

La ganadería de José Escolar se ha convertido en los últimos años en uno de los hierros fijos en San Fermín. Los astados abulenses y de encaste Albaserrada han calado fuerte en un público que prima al toro por encima de todo. Misma idiosincrasia que José Escolar Gil. Pamplona es una feria que gira en torno al toro y que da una categoría especial a las ganaderías que se anuncian, por eso verse anunciado en San Fermín conlleva mucha ilusión’, asegura José Escolar. ‘En nuestra ganadería el toro es el rey y el eje, al igual que en Pamplona’.

Sabedor de lo que la gente espera del hierro que pasta en la finca ‘Monte Valdetiétar’, José Escolar ha embarcado para Pamplona ‘una corrida típica de la Feria del Toro, seria por delante y con mucho trapío’, asegura.
‘A San Fermín siempre va la cabecera de la camada, aunque este año, creo que es de las más fuertes que he llevado. Estoy muy ilusionado porque hay tres o cuatro toros elegidos por nota’, adelanta el ganadero que no puede disimular el empeño y la confianza depositada en el lote.

Si difícil es debutar en la Feria del Toro, más es mantenerse por varios factores: el primero, porque para asegurarse un puesto al año que viene es necesario triunfar; y segundo, porque sólo existen tres huecos para este tipo de corridas en la feria.

Sin embargo, poco a poco, año a año y tras lidiar toros importantes, José Escolar se ha hecho un hueco y volverá a lidiar por quinto año consecutivo. ‘Debutamos lidiando a “Costurero” que se llevó el Premio Carriquiri al mejor toro de ese año. Después, casi todos los años hemos lidiados toros importantes. Es una plaza que siempre se nos ha dado bien y esperemos que siga esa racha’, afirma ilusionado, pero con los nervios y la responsabilidad que supone estar anunciado en plazas de esta categoría.

Pocos escenarios a lo largo de la temporada gozan con una repercusión mediática tan elevada como los sanfermines, por ello todo lo que ocurre en el ruedo tiene mayor importancia. Horas antes del festejo, José Escolar se sentiría satisfecho al final de la corrida si ‘los tres toreros salieran en hombros y los seis toros fuesen premiados con la vuelta al ruedo’, afirma entre risas.

‘Si somos realistas, me conformo con que salgan como estos años, que siempre ha habido algún torero que ha triunfado –como Emilio de Justo el año pasado y Paco Ureña en el año del debut y han dado espectáculo para que la afición salga satisfecha’, incide.

El toro es el eje principal de una fiesta, en la que los toreros tienen también un papel fundamental, cuyas capacidades lidiadoras y de conocimiento de la ganadería son determinantes a la hora de aprovechas y sacar partido de las embestidas de los astados. ‘Estoy contento con el cartel porque son tres toreros que ya han triunfado con mi ganadería. Fernando Robleño, que ya estuvo muy bien en San Isidro, es un consagrado con lo nuestro, mientras que Javier Castaño y Pepe Moral también han cuajado grandes actuaciones’, afirma.

JOSÉ ESCOLAR, UN HECHO HISTÓRICO EN LOS ENCIERROS

Durante tres años consecutivos –2015, 2016 y 2017– los toros de José Escolar protagonizaron unos encierros peligrosos y accidentados al darse un astado la vuelta al inicio de la carrera, con todo lo que luego provoca para la lidia. ‘Cuando uno se anuncia en Pamplona se asume totalmente que hay un encierro. Yo pienso que no es lo mejor, porque lo suyo es que salga el toro del chiquero, pero también hay que reconocer que bienvenido sea el encierro por el ambiente que se genera y el protagonismo que coge el toro’, asegura.

Durante la charla, sale a la palestra la duda sobre la preparación de la corrida reseñada para Pamplona, teniendo en cuenta la carrera matinal. ‘La corrida de Pamplona no tiene ningún entrenamiento diferente y hasta el momento, el encierro lo han hecho bien. Hacemos lo mismo que para todas las corridas importantes, sólo se andan suavemente, porque el toro es una animal muy vago que si le dejas siempre estaría tumbado, bebiendo y comiendo’, concluye.


Quizás también puede interesarte:

Madrid y Pamplona, ejes de la camada de José Escolar

Galería fotográfica del diluvio sobre Pamplona

Una cuestión de gusto (Crónica de Pamplona de la corrida del 7 de julio de 2019)

José Juan Fraile: ‘Es la corrida más igualada que hemos llevado a Pamplona’

El toro en vena (Conozca a golpe de click la cobertura de San Fermín en Mundotoro)

Javier Núñez: ‘Pamplona es un escaparate enorme en el que La Palmosilla quiere asomar la cabeza’

José Antonio Baigorri: ‘La novillada de este año es más seria y pesadora que la del año anterior’

Empieza el movimiento en los Corrales del Gas

San Román se destapa en el prólogo

Leonardo se empadrona en San Fermín