Vídeo resumen de la actuación de Téllez  I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Con un toreo de buen concepto, tratando siempre de encajarse y enganchar las embestidas para tirar limpio y por abajo de los muletazos, Ángel Téllez logró la Puerta Grande en su alternativa. Restó gente el frío, el viento y la lluvia, pero aún así se cubrieron tres cuartos del aforo. Una faena de El Juli de templada ciencia, sin doble premio por tener que usar el descabello y un toque de Morante con un toro áspero, dieron contenido a una tarde en  la que los toros de Garcigrande y Domingo Hernández sacaron poca cosa.

El sexto fue otro toro noble y que embistió mejor por el pitón derecho. Ángel Téllez lo recibió con el capote con varias chicuelinas, para después empezar en los medios la faena de muleta. Los mejores pasajes llegaron sobre la diestra, toreando con el cuerpo muy encajado, con el trazo limpio y moviendo muy bien el brazo. Por el izquierdo, el toro era más complicado. Lo mató de una estocada y paseó el doble trofeo.

Abrió plaza un toro bien hecho, serio, con la cara hacia adelante, que embistió recto de salida. Tras recibir un puyazo, Ángel Téllez destacó en un quite con el capote en la espalda. Tenía buena condición el toro, aunque a partir del tercer muletazo protestaba y le costaba más embestir. El toricantano destacó con varias series por derechazos, antes de acortar distancias y calentar al público. Sorprendió por su firmeza y su frescura a la hora de pensar en la cara del toro y corregir sus defectos. Mató de una estocada y paseó una oreja, con fuerte petición de la segunda.

El quinto fue un toro bien presentado, bajo y fino, que se dejó en el capote, aunque sin irse de los vuelos. No se definió hasta el caballo el astado, que tuvo cierta calidad, pero al que le faltó fuerzas. El Juli comenzó la faena por pases por alto mirando al tendido, para luego estructurar un trasteo muy técnico. Dosificó el madrileño muy bien al de Garcigrande, cambiando constantemente los pitones con muletazos muy suaves y limpios. Aunque realizó un toreo largo, nunca bajó la mano ni apretó al toro, consiguiendo que tuviera mayor duración. Dejó una estocada entera, tardó el toro en caer y perdió con el verduguillo la Puerta Grande. Paseó un trofeo.

El tercer toro, estrecho de sienes, sólo utilizó la cabeza y las manos para soltar derrotes y quedarse corto. El Juli lo intentó por ambos pitones, pero no estuvo acertado con la espada y fue silenciado.

El cuarto fue un toro brusco, con fijeza, pero al que costó tirar hacia adelante. Morante, que brindó la faena a Santiago Abascal, dejó a un lado su versión artista, para sacar un imagen con el valor como pilar fundamental. Puso mucha voluntad y provocó mucho -a veces incluso utilizando el zapatillazo- la embestida del animal. La gente agradeció la voluntad y tras una estocada, después de un pinchazo, paseó una oreja.

El segundo fue un toro menos rematado y más alto, pero que tomó los engaños con mucha nobleza, pero sin decir nada. Morante de la Puebla lo recibió de forma suave y destacó en un quite por chicuelinas muy despaciosas. Con la franela en la mano, el diestro no pudo bajarle la mano, por lo que su faena se basó en detalles, en momentos de pellizco y de buen toreo, pero todo sin emoción por la condición del toro. Mató de una estocada al encuentro y tras no estar acertado con el verduguillo, fue silenciado tras dos avisos.

Hierro de Garcigrande - España Coso de Las Cruces (Guadalajara). Corrida de la Primavera. Tres cuartos de entrada. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (1º y 3º), bien presentados, pero de escaso juego. Los más serios fueron el primero, cuarto y quinto. Hierro de Domingo Hernández - España
Morante de la Puebla, silencio tras dos avisos y oreja.
Julián López ‘El Juli’,
silencio y oreja.
Ángel Téllez,
que tomaba la alternativaoreja con fuerte petición de la segunda y dos orejas.