Rubén Pinar, oreja en Íscar I TAUROEMOCIÓNlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Íscar (Valladolid)linea-pie-fotos-noticias

Rubén Pinar fue el nombre propio de la corrida celebrada en Íscar. El albaceteño supo administrar a media altura las nobles, pero sosas embestidas de sus astados de Adolfo Martín, que lidió una desrazada corrida. El resultado final de Pinar fue una oreja, pero sólo la espada le impidió de disfrutar de una merecida Puerta Grande. El Cid y Manuel Escribano fueron silenciados, con dos lotes de pocas opciones y facilidades.

El sexto fue un toro noble, que embistió a media altura y al que le faltó mayor transmisión y casta. Rubén Pinar volvió a dejar una gran actuación, tapando siempre la cara y llevando muy tapado con la muleta. Sin apenas toques, el albaceteño supo embarcar y acompañar la embestida. Dejó una estocada al tercer intento y paseó una oreja.

El tercero, casi playero de cuerna, se movió a media altura y sin raza. Poco a poco fue alargando la embestida, con ausencia de toques y sin bajar en exceso la muleta. Faena de menos a más de Rubén Pinar, que terminó con una tanda sobre la diestra, bajando la mano. Se atascó con la espada y perdió la oportunidad de pasear algún trofeo.  Fue silenciado.

Abrió plaza un toro serio de Adolfo Martín, que estuvo justo de raza y tardeó en exceso en la franela de Manuel Jesús ‘El Cid’, que dejó los mejores pasajes con la zurda. Lo pasaportó de una estocada contraria y perpendicular al primer intento.

El cuarto, al igual que sus hermanos, tuvo más nobleza que casta y restó emoción al trasteo de El Cid. Puso voluntad el diestro de Salteras, pero su faena no acabó de encontrar el eco del público. Fue silenciado, tras una estocada y un descabello.

El segundo, fue un toro largo, que desarrolló muchas complicaciones y que tuvo poca casta. Escribano realizó una labor meritoria, en la que intentó encelar la embestida con la muleta retrasada, ganando un paso hacia la cara del toro. El de adolfo  no facilitó la suerte suprema y fue silenciado.

El quinto ofreció nulas posibilidades y tras intentarlo por ambos pitones, Manuel Escribano lo pasaportó con eficacia y oficio. Fue silenciado.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA CORRIDA DE ADOLFO MARTÍN

Hierro de Adolfo Martín - España Plaza de toros de Íscar (Valladolid). Media entrada. Toros de Adolfo Martín, desiguales de presentación y de hechuras. Nobles, pero descastados en general.  Incidencias: Al finalizar el paseíllo, Manuel Jesús ‘El Cid’ fue homenajeado en la temporada de su despedida. Ángel Otero y Victor Martínez se desmonteraron tras parear al tercero. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Manuel Jesús ‘El Cid’, silencio y silencio.
Manuel Escribano,
silencio y silencio. 
Rubén Pinar,
silencio y oreja.

Quizás también puede interesarle:

Rubén Pinar, por Juan del Álamo es Íscar

Los toros de Pablo Mayoral para Íscar

Sello torista en Íscar