Vídeo resumen de la cuarta de la Feria de Albacete I TOROS TVlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Albacetelinea-pie-fotos-noticias

Que Ginés Marín posee una gran forma de interpretar el toreo es ya de sobra conocido y visto. Las faenas en Madrid, Bilbao, Valencia o Pamplona a lo largo de su corta carrera así lo muestran. Sin embargo, poco se canta su gran valor, tanto para torear despacio y reunido, como para conseguir sacar muletazos a toros de embestidas complicadas. Así resultó la tarde de Albacete, pues el diestro extremeño entendió lo que el segundo toro pedía y expuso con el quinto, pasándose los pitones a la altura del pecho. Además, estuvo acertado con la espada. Completaban el cartel Román, que sorteó el mejor lote de una corrida de Alcurrucén que contó con alguno toro con opciones, y David de Miranda, que pechó con el lote más deslucido.

Ginés Marín recibió al segundo, un toro hondo y fuerte de hechuras pero más agradable de cara, con verónicas a pies juntos, rematadas de una buena media verónica. El de Alcurrucén fue exigente en la muleta, pues tuvo mucho disparo, aunque luego salió desentendido de cada muletazo. Firme, seguro y despejado de mente estuvo Ginés Marín, que supo perder pasos para luego ganar terreno y provocar la embestida, a la vez que dejar la muleta puesta a la altura que el toro requería. Remató la faena por bernardinas y dejó una estocada en buen sitio. Oreja.

El quinto, largo y muy serio, fue un astado complicado, que comenzó la faena protestando y a lo largo del trasteo desarrolló la condición de venirse por dentro. Decidida y valiente actuación de Ginés Marín que consiguió ‘robar’ muletazos muy meritorios, pasando los pitones por la altura del pecho. En un natural a pies junto, el toro prendió por la altura del pecho y destrozó el chaleco. Dejó una estocada contraria.

El cuarto, bajo y con buenas hechuras, fue un buen toro, con humillación, movilidad y prontitud. Agradeció la suavidad en los toques y la suavidad para llevarlo embebido en la muleta tapando la cara al toro. Román realizó un trasteo con voluntad, tras aprovechar las inercias y lucir al toro. Terminó el trasteo entre los pitones. No estuvo acertado con la espada. Ovación.

Abrió plaza un toro alto, largo, montado y hondo, que se empleó poco en el inicio. En el tercio de banderillas, El Sirio perdió pie y, aunque se libró de la cornada, sufrió un fuerte golpe y pasó a la enfermería. No puso las cosas fáciles el astado en banderillas, desarrollando sentido a lo largo del tercio. Tuvo importancia y seriedad la embestida del astado, al que siempre había que ganarle la acción e intentar que no parase. Román fue poco a poco cogiendo el ritmo a la embestida en una faena que remató por manoletinas. Dejó media estocada, al segundo intento, y recibió una ovación.

El sexto fue un astado más basto de hechuras, con poco cuello y enseñando las puntas, que tuvo una embestida con mucho disparo. Incluso, en ocasiones, tomó la muleta con el pitón de afuera. David de Miranda lo intentó por ambos pitones en faena de largo metraje con poco eco en los tendidos. Estuvo desafortunado con la espada.

El tercero, serio, hondo, alto y montado, se agarró pronto al piso y ofreció pocas posibilidades a David de Miranda, que lo intentó por ambos pitones, pero sin llegar a nada por la nula repetición del toro. No estuvo acertado con la espada. Silencio tras aviso.

GALERÍA DE LA CORRIDA DE ALCURRUCÉN

Hierro de Alcurrucén - España Plaza de toros de La Chata (Albacete). Cuarta de Feria de la Virgen de los Llanos. Más de media entrada. Toros de Alcurrucén, desiguales de hechuras y de juego. Destacó, por encima de todo, el buen cuarto. Incidencias: Antonio Manuel Punta se desmonteró tras parear al segundo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Román, ovación y ovación tras aviso.
Ginés Marín,
oreja y ovación.
David de Miranda,
silencio tras aviso y silencio.

Quizás también puede interesarle:

Seis de Daniel Ruiz en Albacete

Oreja del sexto; cuatro en tarde de muy buena dimensión de Pinar

Pinar ‘vela armas’ para su gran día en Albacete