Vídeo resumen de la tarde de despedida de los ruedos de El Cid, en la plaza de toros del Coso de la Misericordia I TOROSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Fue la despedida soñada. El adiós de un grande, que se fue como tal, saboreando la gloria de cuajar a su último toro. Manuel Jesús ‘El Cid’ se despidió de los ruedos españoles esta tarde en Zaragoza cortando las dos orejas de un encastado y exigente ‘Derribado’ -más propicio para la carrera que quiere despegar que para la que ameriza-, premiado con la vuelta al ruedo. Faena emotiva en la que sometió por abajo, ligado, reunido, la brava y humilladora embestida del toro de García Jiménez, que lidió una corrida interesante, con mucha movilidad, y otro toro importante, el enclasado quinto, del que El Fandi cortó un trofeo.

Fuerte y muy serio, enseñando las palas, ese cuarto, zancudo, con perfil, permitió el lucimiento de El Cid a la verónica. Empujó con franqueza el de García Jiménez y hubo que llegarle mucho en banderillas. Brindó El Cid su último toro a su cuadrilla, a todo su equipo al completo. Y, fiel al guión de tantas tardes, el sevillano se puso a torear sin preámbulos.

Tuvieron importancia las tandas por uno y otro pitón -hubo más rotundidad por el derecho-, porque el animal fue muy exigente. Embestidas encastadas y humilladas que no permitían nunca el relajo. El de Salteras porfió y logró ligar las series, de mano baja y apretando al toro por abajo. Nada sencillo, resistir el torrente de casta del toro. Faena emotiva que llegó al tendido y supo engalanar el producto con desplantes y alardes en la cara. Estocada trasera. Dos orejas y vuelta al ruedo para ‘Derribado’, cuya simbiosis con el de Salteras ya es leyenda del coso de Pignatelli.

Había roto plaza un toro fino de cabos, bajo y bien hecho, que tomó con celo y humillando la capa de El Cid, que le enjaretó media docena de verónicas templadas y con cadencia. La media, superior. El Fandi quitó por navarras. Tomó dos varas en las que cumplió y mantuvo su movilidad en banderillas. Tenía virtudes y El Cid destacó en una tanda al natural, de mano baja, muy ligada y reunida. Sin embargo, se partió la mano derecha al rematar la tanda y se esfumó todo. Buena estocada. Ovación.

Bajo, largo y bien hecho, algo acapachado, pero muy serio y astifino desde la mazorca, con desarrollo de pitón, el quinto salió con bríos y permitió tirar de repertorio a El Fandi, que calentó los tendidos con un quite por zapopinas. Formó un lío también en banderillas: con despliegue de facultades marca de la casa. No quiso bajar la intensidad en la faena y comenzó de rodillas. Dos tandas. Una, en el tercio; otra citando desde la boca de riego. Inusual. Corrió la mano en tandas ligadas, donde quedó de manifiesto la enclasada condición, todo por abajo, de otro toro importante de García Jiménez. El final, por manoletinas. Estocada y oreja.

Veleto y muy serio, abría mucho la cara el segundo, al que saludó El Fandi con dos largas cambiadas. Destacó el segundo par del granadino, que otorgó todas las ventajas al toro a favor de su querencia.  Luego, realizó una faena basada en el pitón derecho, en la que ligó las tandas -merced a la noble condición del toro, aunque se vencía algo en el viaje-, pero faltó transmisión en el tendido. Silencio tras aviso.

López Simón obtuvo silencio en ambos. El colorado tercero, agradable por delante y de hechuras perfectas, enseñaba las puntas. Prologó el trasteo de hinojos. Tuvo prontitud y codicia, pero hacia la mitad de faena, empezó a quedarse más corto y a reponer. Faena a menos que, además, ‘pinchó’. Al sexto, amplio de cuna y casi cornipaso, le faltó celo, además de marcar querencias. Sin clase y desentendido, se ‘aburrió’ hasta terminar rajándose.

Hierro de García Jiménez - España Plaza de toros del Coso de la Misericordia, Zaragoza. Penúltima de la Feria de El Pilar. Casi lleno. Toros de Olga Jiménez (1º y 2º), Peña de Francia (3º) y Hermanos García Jiménez (4º, 5º y 6º), muy desiguales de presentación. Con movilidad y transmisión, en líneas generales, salvo el deslucido y rajado 6º. Los mejores, el enclasado 5º y el bravo 4º, de nombre ‘Derribado‘, Nº 44. 01/2015. 578 kilos, premiado con la vuelta al ruedo. Incidencias: Al finalizar el paseíllo, sonó el Himno Nacional. Acto seguido, se obligó a El Cid a saludar desde el tercio. logo-mundotoro-fichas-crónicas
El Cid, ovación y dos orejas.
El Fandi, silencio tras aviso y oreja.
López Simón, silencio tras aviso y silencio.

Quizás también te pueda interesar esta otra noticia:

Galería fotográfica de la penúltima de la Feria de El Pilar