Cubas, otro peruano a tener en cuenta I KCHI linea-punteada-firma1

LUIS MIGUEL LEÓN  > Lima (Perú) linea-pie-fotos-noticias

Juan Carlos Cubas abrió la Puerta Grande en la primera corrida de la Feria del Señor de los Milagros de Lima tras cortar una oreja a cada uno de sus oponentes del hierro nacional de La Viña, que fueron buenos en líneas generales. El torero nacional reclamó su cuota de protagonismo en la tauromaquia peruana y gritó en el ruedo que no sólo de Roca Rey y Galdós vive el hombre. y que quiere ser el tercero en discordia. El valenciano Román, que confirmaba alternativa, también sumó un trofeo a su esportón con el que cerraba plaza. Completaba el cartel Diego Silveti, que también confirmó su alternativa, sin suerte en su lote.

Juan Carlos Cubas consiguió la primera oreja de la feria a base de esforzarse ante el complicado segundo. Comenzó doblándose por bajo, logrando cuajar más tarde tres series de derechazos que fueron muy ovacionados. Tras dejar media estocada muy efectiva, fue premiado con un apéndice.

Cubas se aseguró la Puerta Grande tras cortar otro apéndice al que fue cuarto, que tampoco tuvo una lidia fácil y le exigió mucho, sobretodo por el pitón derecho. Con la muleta mostró su capacidad logrando cuajar dos tandas muy suaves, atemperando mucho la embestida. Tras un final de faena muy ceñido por manoletinas, dejó media estocada muy efectiva que le valió el trofeo.

Una oreja consiguió Román con el que cerraba plaza, un buen toro de La Viña que le permitió al valenciano torear con gusto, sobretodo por el pitón derecho. Entendió las virtudes del astado y supo sacar lo mejor de él para rematar con una efectiva estocada entera que le valió para sumar un trofeo.

El acero empañó la notable presentación de Román en Lima. El valenciano caló en los tendidos desde el comienzo, con dos faroles de rodillas seguidos de dos verónicas y una media que ya desató las primeras ovaciones. Con la muleta fue a menos el tercero de La Viña. Román, de rodillas, puso el broche a su obra y tras pasaportarlo al tercer intento escuchó palmas.

Diego Silveti vio silenciada su labor al primero de la tarde tras una faena que llegó a sus cotas más altas con las arrucinas finales. Buen astado de La Viña con el que el mexicano confirmó su alternativa.

No terminó de acoplarse Diego Silveti ante el quinto, al que consiguió dibujar bellos muletazos sueltos por ambos pitones y con el que fue ovacionado tras pasaportarlo con una estocada entera.

Hierro La Viña, Paiján – Perú Plaza de toros de Acho. Media entrada. Segundo festejo de la Feria del Señor de los Milagros. Toros de La Viña, de buen juego en líneas generales y correcta presentación. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan Carlos Cubas, oreja y oreja.
Diego Silveti, silencio y ovación.
Román, palmas y oreja.