icono-sumario Juan Pedro Domecq, su propietario actual, ha dejado ya de herrar reses con dicho hierro y todos los astados lucirán el pial de la ganadería matriz

Astado de Parladé lidiado en Las Ventas I JULIÁN LÓPEZlinea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

La llama de Parladé está a punto de extinguirse. Tan sólo tres años de vida le quedan. Así lo afirma su propietario, Juan Pedro Domecq Morenés, a Mundotoro en unas declaraciones en las que confirma que ha ‘dejado de herrar ya reses con el pial de Parladé, a partir de ahora, ya todo es Juan Pedro Domecq’ y que la única corrida completa de la ganadería con divisa amarilla ‘será en el próximo San Isidro’.

‘Lidiaremos reses sueltas como en la Feria de Invierno de Vistalegre o encierros mezclados, en los que habrá toros de Juan Pedro y de Parladé, pero la única corrida completa que lidiaremos con este último hierro será la de Madrid en San Isidro, el año pasado ya era nuestro idea, pero al final hubo dos más en Murcia y Albacete, algo que, salvo sorpresa, no sucederá ya en 2019’, ahonda el ganadero andaluz.

En este sentido, ‘tan sólo quedan tres camadas, la de este año y dos más, de Parladé’. ‘Ya dejamos de herrar los animales, ya todo es Juan Pedro Domecq, que es un proyecto ilusionante y con tanta grandeza que requiere dedicarse a él por completo, de hecho, ya las camadas que vienen de Juan Pedro han sido seleccionadas a mí gusto y bajo mis propios criterios aprendidos de mi padre y de todos estos años al frente de Parladé’, se congratula.

‘Habrá una corrida completa en Madrid este año y, seguramente, otra más, para el San Isidro siguiente, pero luego ya, lo poco que se lidie marcado con ese pial, será algo puramente residual’, avanza Juan Pedro Domecq.

De este modo, llega el crepúsculo de una divisa que estuvo en manos de nombres de la envergadura del maestro Domingo Ortega y con el que Juan Pedro Domecq Solís ideó que se lo quedara su hijo Fernando. Sin embargo, tras el accidente, se hizo cargo Juan Pedro Domecq Morenés, que cinceló su propio concepto ganadero con él.

En estos años, destacó una gran corrida que lidiaron Curro Vázquez, Joselito y José Tomás en Vistalegre en el 2000. Del mismo modo, destacaron sus encierros en Las Ventas del 2009, con el que Daniel Luque catapultó su carrera, así como 2013 y 2014, años en los que triunfó Iván Fandiño, torero que estuvo muy ligado a este hierro, herido el primer año al entrar a matar al fiero ‘Grosella‘ y Puerta Grande, el segundo.