Marcos, con las dos orejas del cuarto, en la plaza de toros de Valladolid I CARLOS MARTÍN SANTOYOlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Valladolidlinea-pie-fotos-noticias

Marcos, que cuajó de principio a fin a un gran cuarto novillo de Torrealba, y Antonio Grande, importante y resuelto durante toda la tarde para solventar el comportamiento de su lote,  se erigieron este martes en los primeros nombres propios de la Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo, en Valladolid, que arrancó esta tarde. Ambos salieron en hombros, mientras que Fernando Plaza, que también pudo pasear algún trofeo en el tercero de no ser por el acero, obtuvo silencio en ambos.

El cuarto fue un gran novillo. Evidenció el de Torrealba su ritmo, profundidad y transmisión ya desde el saludo de capa. Marcos le ‘pegó’ más de media docena de verónicas, que remató de revolera. Con la muleta, logró ligar las tandas, que fueron por abajo y con hondura, exprimiendo la importante condición del utrero. El tendido, muy metido en su faena, terminó de entregarse después de un par de tandas al natural. Buena estocada, fulminante, y dos orejas.

Rompió plaza un novillero jabonero que tuvo duración y transmitió en la muleta de Marcos, que puso técnica y ganas de agradar, incluso terminó el trasteo de rodillas. Así, logró ligar las tandas con buen aire. Sin embargo, el pinchazo previo a la media estocada en buen sitio dejó su balance en una ovación.

Antonio Grande le enjaretó un templado saludo a la verónica al segundo de Torrealba. Las dos medias del remate, superiores. Corroboró esa buena dimensión en la faena de muleta, donde le cosió al utrero series largas de derechazos, de mano baja. Exigió al novillo, por ello, le costaba de mitad de tanda para delante, pero logró entenderlo bien y otorgándole tiempo logró cuajarlo. Más parado ya al natural fue mérito del salmantino lograr alargar las embestidas. Espadazo y oreja.

Volvió a gustar manejando el percal en el quinto Grande. El salmantino, muy centrado toda la tarde, consiguió que el de Torrealba terminara embistiendo con cierto recorrido en su muleta. Así, logró ligarle las tandas por ambos pitones. Meritorio. Destiló torería en los remates. Otra estocada en el sitio. Oreja y Puerta Grande.

Con más presencia que sus dos hermanos previos, el tercero fue un novillo definido de salida, al que toreó Fernando Plaza con gusto a la verónica. No perdonó en el quite, por ajustadas chicuelinas. Después, comenzó a pies juntos en la faena de muleta, que caló en el tendido por la transmisión del noble novillo de Torrealba. Buen trazo de Plaza que, luego, no lo vio claro con la espada. Silencio.

El sexto fue el animal más deslucido del encierro de los hermanos Revesado. Un animal descastado y a la defensiva, que se vino a menos enseguida. Plaza ‘quiso’ y se vació en la faena de muleta, pero no había oponente para el triunfo. Tras estocada y descabello, fue silenciado.

Hierro de Torrealba - España Plaza de toros de Valladolid. Primera de la Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo. Un tercio de entrada. Novillos de Torrealba, desiguales de presentación. Destacó, sobre todo, el 4º, excelente novillo. Manejables, el 1º, el 4º y 5º. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Marcos, ovación y dos orejas.
Antonio Grande, oreja y oreja.
Fernando Plaza, silencio en ambos.

Quizá también puedan interesarte estas noticias:

Galería fotográfica de la corrida celebrada esta tarde en Valladolid