icono-sumario La emergente divisa charra repetirá en San Isidro y estará presente en cuatro de los cinco cosos más importantes del país vecino

Los toros de Pedraza de Yeltes aguardan en la dehesa la temporada 2019 I JENNIFER HARISPElinea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO> Madridlinea-pie-fotos-noticias

Con Francia por bandera. Pedraza de Yeltes volverá a mirar al país vecino en 2019. Con permiso de Madrid, claro. A San Isidro irá un año más la cabeza de la encastada divisa charra, que estará presente en cuatro de los cinco cosos estrella de Francia. ‘Volveremos a lidiar en Madrid y luego repetiremos en Vic-Fezensac, Dax y Beziers’, comenta a Mundotoro el propietario de la vacada, Luis Uranga, que también tiene apartados en el campo dos toros para un Desafío en Arles entre dos toreros ‘punteros’ que lidiarán reses de tres ganaderías. Una de ellas, la salmantina.

‘Es una camada fuerte, muy seria, como la de los últimos años, con predominio de ese pelaje colorado tan característico en nuestra casa, tenemos la corrida para San Isidro y esos tres encierros más para esos tres cosos de Francia, además hay una quinta corrida, con algo menos de cara, que irá a una plaza de segunda categoría española, aún por dilucidar, además, volveremos a lidiar también una novillada con picadores como en los últimos años’, detalla Uranga que valora ‘la notable respuesta que está dando la ganadería, porque el nivel de exigencia es altísimo, porque se habla del modelo francés y de que son ferias agradecidas, que te repiten, pero allí tienes que ganártelo… Nadie te regala nada’. 

‘Estamos muy orgullosos, porque tenemos cinco corridas completas en la dehesa y las cinco están ya vendidas, además, colocadas en un 90 por ciento prácticamente en plazas de primera categoría… A estas alturas del año, con la temporada aún en pañales, eso es un motivo de enorme satisfacción’, pondera Uranga.

En este sentido, José Ignacio Sánchez -representante de la vacada charra- coincide con Uranga en ‘la evolución a más’ de su hierro. ‘Tenemos motivos para estar esperanzados con lo que vamos viendo, los resultados son para creer que estamos en una buena línea de trabajo, que seguimos al alza’, ponderó Sánchez.

‘También es cierto que con las corridas de Madrid y Vic-Fezensac, aún atisbando detalles que nos sirvieron a nivel interno de la ganadería, no salimos muy satisfechos, por fortuna luego cambiaron las cosas en las otras dos corridas, porque en Dax el juego global fue excepcional y le dieron la vuelta al ruedo a un toro’, analiza.

‘Mientras en Beziers, que también dieron la vuelta al ruedo a otro, lidiamos un corridón que acaparó todos los premios del sur de Francia, algo que nos permite consolidarnos en sustitución de Miura y ocupar el lugar de una ganadería con esa historia es un honor para una divisa joven como la nuestra’, concluye sin olvidar que ‘la novillada en Garlin también recibió numerosos galardones, sobre todo, gracias a otro utrero de vuelta al ruedo’.