Antonio Catalán ‘Toñete’ I ALBERTO DE JESÚSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Antonio Catalán ‘Toñete’ pisaba por primera vez una plaza de primera en España. Valencia sería la cita, que ha analizado de la siguiente manera entre barreras: ‘Lo mínimo que puedo hacer es entregarme y dar lo máximo de mí, a pesar de las dificultades que han tenido los toros. Ha sido una tarde positiva, que de haber acertado con la espada habría cambiado el resultado. Era una apuesta muy importante venir a Valencia con este cartel. La carrera de un torero se hace despacio y poco a poco’, afirmó el diestro tras haber pasaportado al sexto, un toro que ‘dentro de su mansedumbre ha habido varias tandas con la mano izquierda, en la que me he podido sentir a gusto’.

‘Lo he dejado crudo y se ha movido mucho, ha galopado y ha sido bravo, aunque le ha faltado clase. Ha habido momentos bonitos y otros en los que he sido capaz de poderle’, aseguró.

‘El toro parecía en el capote, que iba a romper para adelante. Ha tenido como virtud la nobleza, pero embestía recto y soltaba mucho la cara. Ha tenido muchas complicaciones y para estar delante no era un toro fácil’, así definió Toñete al tercero, en el que destacó la actitud del diestro. ‘Estamos en Valencia y lo mínimo es entregarse, buscar las vueltas y arrimarse. Con la espada el toro no ha hecho nada y me ha cogido por el pecho. Había que matarlo como fuera’, afirmó.

Enrique Ponce, paseó una oreja del segundo, un toro, que según declaró en los micrófonos de Toros, fue: ‘muy difícil, porque siempre reponía y apretaba por dentro. Además, la brisa en estos toros es mortal porque le tienes que llevar tan medido y tapado que cualquier toque a destiempo es fatal para la embestida del animal’.

‘Me he entregado al máximo con un toro que te podía coger en cualquier momento, porque no tenía una embestida limpia. Ha sido un toro para ponerte a prueba y de los que no estás a gusto delante de él en ningún momento. La entrega, las ganas, el deseo y la sapiencia ha hecho que pudiera construir una faena que yo no pensaba en un primer momento’, asintió.

Diego Ventura paseó una oreja del cuarto, pero el rejón de muerte imposibilitó la salida por la Puerta Grande‘Ha sido una pena no matarlo. El rejón estaba en todo lo alto, pero en este caso, entra completamente recto y la espada vertical. Siempre uno quiere una Puerta Grande, pero estoy satisfecho por cuajar un toro en banderillas’.

‘Los caballos están en un momento muy bueno y por lo menos le he puesto ese gusto y he podido torear despacio, a veces sales mejor y otras veces sale peor’, concluyó

Tras la primera faena de la tarde, Diego Ventura comentaba de esta manera, en los micrófonos de Toros, la condición de su primer toro y su actuación: ‘Es una pena pinchar un toro así, porque son plazas muy importantes y la muerte es fundamental para los triunfos’.