icono-sumario Así han visto los protagonistas la tarde

Plaza de toros de Bilbao, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Bilbaolinea-pie-fotos-noticias

Lo he mantenido, le he dado ritmo y lo he toreado’, afirmó Diego Urdiales en los micrófonos de Toros tras pasear una oreja del segundo, un toro ‘que tenía muy buena intención y quería coger los engaños’. De esta manera, el diestro riojano mantiene su idilio con Bilbao. ‘Es una plaza increíble y me siento muy feliz’.

‘Tenía esperanza por el lado derecho, porque no me ha cogido los trastos mal, pero, luego no ha querido’, aseguró Diego Urdiales tras estoquear al quinto en los micrófonos de Toros. ‘Estoy muy feliz por la tarde, por el momento en el que me encuentro y por mi temporada’, concluyó.

‘Ha sido una tarde muy bonita, la pena es no haberla rematado como merecía’, aseguró Ginés Marín tras estoquear al sexto en los micrófonos de Toros. ‘He disfrutado mucho, pero la espada ha sido una lástima’, afirmó.

Tras recoger la ovación del público de Bilbao en el primero, el diestro valenciano Enrique Ponce analizó en los micrófonos de Toros su actuación: ‘El toro ha sido muy suelto en los primeros tercios, por el izquierdo se metía mucho y luego embestía sin ritmo’, aseguró. ‘Era muy molesto, pero le he tapado mucho, le he imprimido ere ritmo que no tenía y le he tapado muchos defectos‘, insistió. ‘Me he encontrado muy seguro, he sacado sus virtudes y a punto he estado de cortar la oreja’, concluye.

Enrique Ponce analizó, tras su actuación, el comportamiento del cuarto, un toro que ‘siempre quería irse para chiqueros, con muy poca clase y por el pitón izquierdo iba con la cara alta’, en palabras del propio diestro.  ‘Era muy deslucido, porque pegabas el muletazo y tenías que ir a buscarlo porque salía mirando al tendido’, afirmó. ‘Si hubiera aguantado más, podía haber rematado la faena, pero se ha venido a menos’, concluye.


Quizás también puede interesarle:

Luis David embiste, Torrestrella galopa

Lo que Belaustegui le gritó a Sabino

Emilio de Justo, desgarro en la oreja izquierda