Vídeo resumen de la penúltima de feria, en la plaza de toros de Albacete I TAURINO MANCHEGA 2linea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Albacetelinea-pie-fotos-noticias

Ese ‘Juampedro‘ que cerró plaza fue un ‘Iracundo‘ de bandera. Definido ya de salida, volvió a torearlo con gusto a la verónica aprovechando el celo de un toro, que derrochó bravura y buen son en toda su lidia. Emilio de Justo, cuidando la colocación y con mucha verdad, no vaciló con la muleta y, valiente, logró cuajar la encastada embestida del toro, de enorme transmisión. Faena muy ligada y reunida por ambos pitones. Largos, los de pecho, a la hombrera contraria. La tanda postrera, al natural con la derecha, sin ayuda. Se volcó sobre el morrillo con decisión y hundió el acero hasta la empuñadura. Certero. Dos orejas sin discusión.

El quinto fue otro toro bien presentado, serio, de Juan Pedro Domecq, al que faltó fijeza en los primeros tercios. A su aire, acrecentó estos problemas en la franela de Perera, pues manseó y midió lo suyo, pues se paraba a mitad de la embestida. El de la Puebla del Prior estuvo decidido con él y logró arañar una tanda rotunda y maciza en redondo, pero al conjunto le faltó rotundidad. Pese a la buena estocada, tardó en doblar el toro. Ovación.

El cuarto fue el garbanzo negro de la noble corrida de Juan Pedro Domecq. Fue un toro flojo y que no se sostuvo, pero que pasó, pese a ello, el corte. Su endeblez y su molesto gazapeo, unido a su sosería, condicionaron la labor de Ponce que optó por no darse excesiva coba. Estocada. Al salir a saludar desde el tercio, se dividieron las opiniones.

Bordó Emilio de Justo el saludo de capa al tercero, que tuvo ritmo de salida. Cadenciosas y ganando terreno en cada lance. Fue volteado el cacereño en un milimétrico quite por gaoneras. Se zafó de la cornada milagrosamente. Brindó al público y metió enseguida al público en el trasteo toreando sin preámbulos sobre la mano diestra. Respondió con transmisión el de Juan Pedro, que tuvo prontitud y calidad. La misma intensidad hubo toreando al natural. Era de premio, pero la espada cayó abajo y el derrame del toro condicionó el ánimo del tendido para pedir el premio. Ovación.

Armónico y de buenas hechuras, el segundo, ya con el hierro de Juan Pedro Domecq, tuvo buen pitón derecho. Perera lo aprovechó en una faena llena de mando, en la que hubo derechazos de mano baja y buen trazo. Faena con empaque casi monopolizada por ese pitón, pues no hubo manera de extraer nada por la mano izquierda. Estocada atravesada. Ovación.

Rompió plaza un toro bien presentado de Parladé, que se venció por el derecho en el buen ramillete de verónicas con el que le saludó Ponce. Por ello, la faena después estuvo sustentada en el pitón izquierdo del animal, menos brusco que el derecho que siempre tuvo un molesto ‘tornillazo’ en mitad de la embestida. Cuatro tandas al natural de buen trazo. Efectista en los adornos, el valenciano. La estocada fue efectiva y asomaron algunos pañuelos, pero todo quedó en una ovación.

Hierro de Juan Pedro Domecq - España Plaza de toros de La Chata, Albacete. Penúltima de la Feria de la Virgen de los Llanos. Casi lleno. Toros de Juan Pedro Domecq y Parladé (1º), bien presentados y de juego variado. El mejor, el 6º, gran toro, bravo y codicioso, con fijeza, prontitud y transmisión, lo quiso todo por abajo. De buena condición, el 3º: de buen pitón izquierdo, el 1º y de buen pitón derecho, el 2º. Hierro de Parladé - Portugal
Enrique Ponce, ovación tras petición y división.
Miguel Ángel Perera, ovación en ambos.
Emilio de Justo, ovación y dos orejas.

Quizá también pueda interesarte esta noticia:

Galería fotográfica de la corrida celebrada esta tarde en Albacete