Video de la faena de Manzanares I MARIBEL PÉREZlinea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ > Pontevedra (Galicia)linea-pie-fotos-noticias

¡La Virgen, la que formó Manzanares en Pontevedra! Deslumbrando a la mismísima patrona en una faena cumbre que enloqueció literalmente al pueblo gallego. De despacioso y templadísimo toreo al bravo segundo y en otra labor notable al buen sexto de un encastado lote de Alcurrucén. Así fue cómo el alicantino eclipsó en su día grande a La Peregrina saliendo en hombros con tres orejas en Pontevedra.

En pie puso Morante -o ‘Mor-arte’-, al público toreando muy templado al buen cuarto, pero el presidente dio la nota otra vez y le negó la cara oreja que había ganado desoyendo otra tarde la fortísima petición del respetable. La espada le privó a El Juli de la Puerta Grande en sus dos toros en una tarde soberbia, como lo fue también el entradón en la última del abono del bastión taurino de Galicia.

Tuvo mucha cadencia, excelencia y empaque el saludo a la verónica de Manzanares al tercero, más terciado que sus hermanos, pero de un bravo fondo. Siguió en ese son estético y elegante en la muleta abriendo la faena en las tablas con desmayo y relajo para luego firmar un trasteo cumbre, de enorme belleza ante un toro con un excepcional pitón derecho, con clase y de mucha duración y transmisión. Manzanares destacó especialmente cuando lo toreó por ese lado con mano baja. Pontevedra fue una locura y estalló cuando lo mató de un soberbio y rotundo espadazo recibiendo que hizo rodar al toro sin puntilla.

Al colorado y girón sexto, un toro noble y de buena condición, Manzanares le instrumentó una labor templada y suave, en la que destacó sobre la diestra. Lo pasaportó de media estocada recibiendo y fue premiado con otro trofeo.

Video de la actuación de El Juli I MARIBEL PÉREZ

De principio a fin cuajó El Juli al quinto, al que entendió perfecto en una faena de mérito, en series primero con la derecha de mano bajísima y con mucho temple, y luego al natural en tandas muy largas con profundidad. En la segunda parte de la faena  volvió sobre la diestra, ahora con desmayo y relajada la figura, para después encandenar con unas luquecinas que terminaron de enloquecer a Pontevedra. Sólo la espada se interpuso en su camino, pues de haber matado al primer intento y no al tercero, hubiera cortado dos orejas de ley.

Con el colorado salpicado que hizo segundo, El Juli brilló en verónicas a pies juntos, un delantal abronchando con una chicuelina. Se hizo ovacionar con fuerza en un ajustadísimo quite por chicuelinas después. Embistió el toro con prontitud y acometividad en la muleta y El Juli lo lució siempre en una gran faena, de figura, que comenzó por alto al hilo de las tablas. Después le dio distancia y firmó series templadas y largas por ambas manos antes de un final de circulares invertidos. Media estocada y un descabello redujeron la importante obra a una gran ovación con saludos.

Video de la tarde de Morante I MARIBEL PÉREZ

Arte a raudales brotó de las muñecas de Morante en la preciosa y templada faena al buen cuarto, noble y pronto al que toreó con hondura, temple y enorme torería, especialmente sobre la mano derecha en una obra que remató de una estocada algo desprendida por la que el toro tardó algo en doblar. A pesar de ello, la petición fue abrumadora pero el presidente hizo oídos sordos. Gran ovación en vez de la cara oreja que merecía.

Bajo, abrochado de sienes y de buenas hechuras fue el primero de Alcurrucén al que Morante firmó un ramillete de acompasadas y toreras verónicas con torería. El sevillano lo intentó ante un toro flojo y no hubo más opción antes de que la espada se le atascara.

Hierro de Alcurrucén - España Plaza de toros de Pontevedra (Galicia). Segunda de la Feria de la Peregrina. Casi lleno. Toros de Alcurrucén, de variada presencia y buen juego en términos generales. Logotipo mundotoro crónicas
Morante de la Puebla, silencio y gran ovación tras fuerte petición;
Julián López El Juli
, ovación y gran ovación;
José María Manzanares,
dos orejas y oreja.

Quizás también puede interesarle:

Palomo Linares y Pontevedra, un idilio eterno

Espartaco: ‘Pontevedra ha sido una de las plazas más importantes de mi vida’

La Pontevedra taurina vibró con la cantera