Vídeo resumen de la Corrida Concurso en la plaza de toros de Las Ventas I PLAZA UNOlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO> Madridlinea-pie-fotos-noticias

Cuesta hacer valoraciones, entrar en materia y calibrar el comportamiento de los toros y el desempeño de los toreros después del gravísimo percance de Javier Cortés, un accidente que condiciona, eclipsa y opaca todo lo sucedido en el ruedo, que por otra parte no fue poco. De entrada, la Corrida Concurso consagró, si no lo estaba ya, a Robleño como colosal lidiador, como especialista en este tipo de festejos y como referente a la hora de hacer frente a todo tipo de astados y encastes.

El pasado año el toro ‘Navarro’ de Valdellán, que también lidió Robleño, fue premiado, porque para los toros también cuenta la fortuna en el sorteo, como este año ‘Matorrito’ de La Quinta, un toro de casi seis años, duro, exigente y tremendamente encastado, cuyas cualidades afloraron gracias a la entrega sin límites del torero de San Fernando de Henares, que aún tuvo tiempo de robarle naturales de tanto mérito como buen dibujo.

Luego volvió a estar a un alto nivel -soberbio con el capote- con un Murteira que hizo cosas de bravo en los primeros tercios para venirse abajo en la muleta mientras Pinar anduvo profesional con un toro de Ibán que sólo tuvo movilidad y con otro de Pedraza muy deslucido. El sobrero de Rehuelga tuvo excelsa calidad y medida raza y el albaceteño hilvanó series con temple y limpieza pero no hubo comunión con el tendido.

Este es el desarrollo de la Corrida Concurso:

1º) Nº 30 ‘Matorrito’. 10/13 633 kilos. Negro bragado meano corrido, de La Quinta, para Fernando Robleño.

633 kilos el de La Quinta, Santa Coloma, línea Buendía. Largo de viga, estrecho de sienes, tocadito arriba de pitones. Embistió humillado y fijo al capote de Robleño, que lo lanceó ganando terreno. Hizo una gran pelea en el caballo, tomando dos varas en la media distancia y una tercera casi desde los medios, acudiendo pronto, empleándose y humillando. Movió bien la montura El Legionario. En banderillas se movió con brío e hizo hilo. Bien lidiado por Jesús Romero.

Muleta: Se sacó Robleño el toro a los medios donde planteó faena a un animal muy enrazado, duro y complicado, tremendamente exigente, que repuso y rebañó por el lado derecho y, aunque sabiendo siempre lo que dejaba detrás, tuvo un viaje más largo por el pitón zurdo, por donde el torero planteó una faena sincera, de mucha exposición, que llegó al público por su autenticidad. Todo lo que sucedió fue de verdad. A la hora de matar el toro le esperó sin dejarlo pasar. Esfuerzo titánico del torero, que se llevó un pitonazo en el pecho en una de las tentativas. La espada le privó de pasear un trofeo ganado a ley.

2º) Nº 83. ‘Rabioso’. 3/14 536 kilos. Castaño, de Baltasar Ibán, para Rubén Pinar.

Bajo, estrecho, fino de cabos, con cuello, de tremenda arboladura el de Ibán, línea Contreras-Domecq. No se terminó de emplear en el capote antes acudir pronto al peto en los tres puyazos, aunque una vez debajo del mismo no terminó de empujar. Se dejó ganar la cara en banderillas.

Muleta: Se movió el toro con alegría, Pinar le dio metros, lo lució en la distancia y el animal tomó el trapo con prontitud pero sin terminar de colocar la cara ni despegarse de los vuelos. Por el pitón izquierdo tuvo menos recorrido y se lo pensó más, y en la vuelta a la derecha perdió el animal empuje, y sin la inercia inicial, tendió a protestar y puntear el engaño. Labor profesional de Pinar, que hizo todo a favor del toro sin que parte del público lo considerara así.

 

 

 

3º) Nº 16. ‘Golfo’. 1/15. 591 kilos. Negro, de Marqués de Albaserrada, para Javier Cortés.

Largo, muy amplio de cuna, con la cara para delante el de Marqués de Albaserrada, de origen Pedrajas-Domecq, muy astifino. Se frenó en el capote de Cortés, sin terminar de pasar y apretando para dentro hasta obligarle a tomar el olivo. Protestó en el primer puyazo haciendo ruido de estribo, sin humillar y se hizo el remolón en el encuentro siguiente. Hubo que llegarle mucho en banderillas.

Muleta: Muy descompuesto en el último tercio, se quedó muy corto y repuso antes de llegar al embroque. Cortés le perdió pasos para tratar de aprovechar su corta acometida, pero en un pase de pecho el toro alcanzó al torero de un seco derrote y lo hirió en el rostro. Fue trasladado a la enfermería mientras Robleño despachó al deslucido y complicado ejemplar.

4º) Nº 23. ‘Bello G.’. 12/14. 578 kilos. Colorado anteado, de Pedraza de Yeltes, para Rubén Pinar.

Por el percance de Javier Cortés se corrió turno y salió en cuarto lugar el ‘Aldeanueva’ de Pedraza de Yeltes, bajo, bien hecho, con cara, que echó las manos por delante en el capote. Se durmió debajo del caballo, sin terminar de emplearse, y cortó en banderillas.

Muleta: Se quedó corto en los primeros compases, Pinar trató en balde de estirarle la embestida. Por el pitón izquierdo se metió por dentro y el albaceteño regresó a la derecha para concluir una faena más empeñosa que lucida por las condiciones del animal, que no ofreció un resquicio por donde trajinarlo. Buena estocada.

 

5º) Nº 84. ‘Violín’. 12/14. 569 kilos. Negro poco bragado, de Murteira Grave, para Fernando Robleño.

Largo, fino, cornidantero, con cuello, muy serio de hechuras el Parladé de Murteira. Seria y arrogante su salida. Embistió largo y humillado al capote de Robleño. Cumplió y se empleó en el peto y acudió pronto en banderillas, donde saludó Jesús Romero que pareó con exposición.

Muleta: Se dobló por bajo Robleño con el animal y cuando se la presentó por el lado diestro comprobó que el astado había perdido pujanza y carecía de fondo. Lo tomó en corto el torero, tremendamente inmerso en la tarde, y en ese terreno, muy metido entre los pitones, extrajo muletazos de gran mérito.

 

6º bis) Nº 5. ‘Cerillero’. 10/14. 536 kilos. Negro, de Rehuelga, para Rubén Pinar.

Serio el Buendía de Rehuelga. Largo, astifino. Apretó para dentro en el capote hasta llegar a desarmar a Pinar. Cumplió en el peto en los dos encuentros. Templado quite por chicuelinas de Pinar. Cortó en banderillas.

Muleta: De embestida suave, quizá abriéndose en exceso, de embestida muy ‘mexicana’ en el último tercio el animal. Pinar lo toreó con relajo y reposo, gustándose, aunque quizá pecó de no ganarle un paso al frente al final de cada pase, sobre todo cuando el toro, mediado el trasteo, comenzó a perder celo. No obstante hubo muletazos de gran dibujo, y un reunido cierre por bajo antes de la buena estocada que cerró la tarde.

logo-mundotoro-fichas-crónicas Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Corrida Concurso de Ganaderías. Algo menos de un tercio de entrada. Toros, por este orden, de La Quinta (enrazado y exigente), Baltasar Ibán (con movilidad, sin clase, a menos), Marqués de Albaserrada, (complicado y deslucido), Pedraza de Yeltes (deslucido), Murteira Grave (noble y sin fondo), Valdellán (devuelto) y Rehuelga  (sobrero, noble, con calidad). logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Robleño, ovación tras dos avisos (sonó el tercero cuando el tercero lo atronaba), silencio.
Rubén Pinar, silencio, silencio y silencio.
Javier Cortés, herido por el tercero.Incidencias: Al finalizar el festejo, se otorgaron los premios de la Corrida Concurso de Ganaderías que recayeron en: ‘Matorrito‘, de La Quinta, Mejor Toro. El Legionario, Mejor Picador. Jesús Romero, Mejor Lidiador.

Quizá también puedan interesarte estas noticias:

Galería fotográfica de la corrida celebrada esta tarde en Madrid, por Julián López