icono-sumario Así han visto la tarde los protagonistas de la última de la Feria de Fallas.

Román, sobre la diestra I ALBERTO DE JESÚSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

‘Estoy muy dolido conmigo mismo, porque ha sido todo el invierno trabajando y tratando de crecer. Ha sido una tarde, en la que no sé lo que hubiera cortado, pero era de triunfo grande y cuando ese triunfo se va por la espada duele mucho’, afirmó Román, tras perder un triunfo con la espada. Precisamente, fue al entrar a matar cuando el diestro valenciano se hizo daño en su muñeca derecha. ‘Tengo la muñeca como rota, porque no la siento’, aseguró.

Tras perder los trofeos con la espada, Román hizo balance de su actuación y la embestida del segundo toro de Fuente Ymbro, que fue premiado con la vuelta al ruedo. ‘Ha sido un gran toro, con mucha emoción. El toro siempre quería los medios, yo he intentado hacer lo que sabía, pero con la espada he estado muy mal como se ha podido ver. Pinchar una faena así duele mucho’, declaró.

Finito de Córdoba paseó una oreja al cuarto, en una faena que no fue ‘nada fácil, porque por momentos venía, pero luego no se salía de los vuelos. He tenido paciencia y le he dado su sitio. He usado la inteligencia, para luego abandonarme’.

Que bonito que la simbiosis haya funcionado así, porque he hecho el toreo que me gusta realizar y el que me hace feliz. Los que me quieren sé que también están felices, sobre todo, Ricardo Gallardo, al que agradezco que me haya abierto las puertas de su casa. Muchas tardes no saldrán las cosas, pero si sigo pellizcando un poco el corazón de la gente soy el más feliz del mundo’, aseguró en los micrófonos de Toros.

Tras rematar su faena en el primer toro de la tarde, Juan Serrano ‘Finito de Córodoba’ analizó, en los micrófonos de Toros, su actuación: ‘Al principio, me ha enganchado mucho, porque con el viento es difícil controlar los vuelos de la muleta. He tenido paciencia con él y conmigo mismo, porque después de cinco meses sin vestirme de torero, el traje de luces siempre pesa. La gente me ha sabido esperar y me ha transmitido ese cariño y respeto’, aseguró.

El fallo con el acero imposibilitó a Ginés Marín pasear la última oreja de la feria, tras su destacada actuación en el sexto. Fue, precisamente, después de matar al último toro del ciclo cuando el diestro extremeño hizo balance, en los micrófonos de Toros, sobre su tarde al completo. ‘La espada ha sido una pena, porque me he atracado de toro y el acero ha quedado un poco suelto, que ha hecho que el toro no doblase. Ha sido una actuación importante en su conjunto, porque el primer toro de mi lote embestía con la cara arriba y sin estar nunca metido en la muleta, pero el sexto ha sido bueno y lo he podido disfrutar’, admitió.

Ricardo Gallardo, ganadero de la ganadería de Fuente Ymbro, repasó los momentos más positivo de la corrida con la que se puso fin a la Feria de Fallas 2019. ‘He disfrutado mucho viendo la corrida, porque lo importante es que existen muchos tipos de toros, pero sirven todos y todos son buenos. Me quedo con el segundo, el cuarto, el quinto… el único que no ha querido embestir ha sido el tercero. La corrida venía abierta y con sementales muy marcados. El cuarto toro, era hermano del que le cortó las dos orejas Urdiales en la Feria de Otoño’, aseguró.