Vídeo resumen de la cuarta de Salamanca I CHOPERA TOROSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Salamancalinea-pie-fotos-noticias

No tiene recambio. Ni lo tiene ni se le vislumbra. Cuatro orejas en La Glorieta. Dos exhiciones. Como ayer, como anteayer, como hace veinte años. Y los que le quedan. Insultante su capacidad, incuestionable su liderazgo, ilimitada su jerarquía. Hablamos de El Juli, lógicamente, por si a alguno le quedaban dudas. Quien no dudó fue la afición castellana, exigente pero sabia, que lo sacó por la Puerta Grande una tarde más. Con una corrida de Garcigrande de esas que examinan por su comportamiento jeroglífico Cayetano acompañó en hombros al genio madrileño con una faena emocionante a un toro de bandera mientras Morante tuvo dos actuaciones desvahídas que el público recriminó.

Justo de presencia el segundo, con la cara para delante, se dio la vuelta al revés de salida, dejó El Juli que lo picaran y se lució por chicuelinas antes de una faena colosal, mandona, en la que pudo al toro con la derecha en los medios, a pesar del viento, en tres series ligadas; luego se puso más derecho con la zurda, toreando más suave, casi con la yema de los dedos para concluir atacándolo en la segunda raya, y lo revienta por abajo antes de la estocada. Triunfo incontestable.

Otras dos orejas cortó El Juli del quinto, acodado, con muy buena expresión, que empujó en el peto de bravo, luego se pegó una voltereta y se defendió soltando la cara al principio de faena. Soba que te soba El Juli, en línea recta y a su altura, en una faena que asentó y afianzó al toro primero para darle ritmo después y le acabó haciendo perrerías.

Extraordinario el sexto, con mucho cuello, cerrando la cara, que fue bravo en el caballo y embistió sensacionala por los pitones en el último tercio. A la faena de Cayetano, planteada en los medios, con sobresaliente actitud, le faltó un muletazo en cada serie. Se le vio un pelín amontonado pero la faena se vivió con fervor y emoción arriba. Pinchó en la suerte de recibir, propinó un estoconazo después y fue premiado con las dos orejas, pedidas con unanimidad, mientras el toro fue arrastrado en vuelta al ruedo.

Estrecho de sienes el tercero, montado, de hocico fino, le pegan un puyazo muy largo y descuelga en el último tercio, pero muy agarrado al piso, le costó romper para delante. Cayetano anduvo centrado, lo intentó cerca de las tablas primero por el viento, luego se lo sacó más a los medios y con la derecha lo provocó y consiguió muletazos de buen trazo que el público valoró.

Montado el primero, se frenó en el capote, midiendo, derribó en el primer puyazo y en el picador que hizo puerta le pegaron tres puyazos más, con el toro sin emplearse, pero sin salir de naja. Después de ‘la capea’ en banderillas Morante coge la espada de matar directamente, molestado por el viento, lo despacha con celeridad y la bronca es de las gordas.

El cuarto fue un animal sin celo, que pasó por los capotes de modo abanto, pero sin hacer amago de tirar cornadas. Después de darle fuerte en dos varas y un tercio de banderillas caótico, Morante cogió la espada de matar directamente y merodeó en torno al de Garcigrande antes de pinchar feo.

FOTOGALERÍA DE LA CUARTA DE LA VIRGEN DE LA VEGA

Hierro de Garcigrande - España Plaza de toros de La Glorieta, Salamanca. Cuarta de la Feria de la Virgen de la Vega. Casi lleno. . Toros de Garcigrande (2º y 4º) – Domingo Hernández, de comportamiento interesante por su variedad de matices. El sexto fue premiado con la vuelta al ruedo. Hierro de Domingo Hernández - España
Morante de la Puebla, pitos y pitos
El Juli, dos orejas y dos orejas
Cayetano, palmas y dos orejas

Quizá también puedan interesarte estas noticias:

Cuatro de Domingo Hernández y dos de Garcigrande

Urdiales, la pureza que desafió al vendaval

Faena cabal de López Chaves